¿Cuánto se recaudaría con la propuesta de reforma tributaria?

En un documento que envió la comisión de expertos al Gobierno se revela que, acogiendo sus recomendaciones, se recaudarían $18 billones. El IVA, los impuestos a la gasolina y al ACPM, más los de las cervezas y licores, aportarían cerca de $17 billones.

La comisión de expertos que hace tres meses presentó al Gobierno la propuesta de reforma tributaria acaba de enviar un documento anexo en el que expone las estimaciones preliminares de lo que se podría recaudar con las modificaciones a los ocho principales impuestos del sistema tributario.

La síntesis es que los impuestos nacionales, que incluyen el IVA y el impuesto al consumo, tendrían un impacto neto cercano a $13,2 billones en 2016, es decir, 1,6% del PIB, mientras que los territoriales, que incluyen impuestos a los cigarrillos, cervezas y licores, y la sobretasa a la gasolina y el ACPM, aportarían $3,3 billones, o sea, 0,4% del PIB.

En cuanto al IVA, se sabe que pasaría de 16% a 19%. No obstante, si se aprueba la propuesta de la comisión de descontar el IVA pagado sobre los bienes de capital (un estímulo a la industrialización del país), el recaudo no sería de $13,2 billones sino de $6,7 billones (el 0,84% del PIB de hoy) al cabo de los tres años siguientes a la imposición de la medida.

Ahora bien, según las estimaciones del Ministerio de Hacienda, el documento también señala que, al aumentar en 30% el impuesto nacional de la gasolina y el ACPM, el Ejecutivo recaudaría $1 billón, mientras que la equiparación de la sobretasa al ACPM con la de la gasolina (llevando la primera al 25%) generaría un recaudo adicional para los entes territoriales de $1,4 billones. O sea que entre los dos impuestos se captaría el 0,3% del PIB.

El aumento del impuesto a las cervezas y licores podría arrojar un recaudo de $1,2 billones, de acuerdo con las recomendaciones de la comisión de expertos, que consisten en establecer un gravamen de $400 por grado de alcohol, exceptuando las bebidas que tienen 2 grados de alcohol.

Esto, dice la comisión, teniendo en cuenta que, “según la literatura internacional, se asume un promedio de 4 grados de alcohol para la cerveza, 11 para el vino, 28 para el aguardiente, 33 para el ron nacional y 45 para el importado, 40 para la ginebra y el vodka, 38 para el tequila y 45 para el whisky. El resto de licores no se tiene en cuenta, puesto que sólo representan el 4,4% del recaudo total”.

Finalmente, el otro impuesto en el que habría un ingreso importante para el Gobierno es el de los cigarrillos y el tabaco. Según la comisión, debería aumentar de 150% sobre el precio de los mismos y el recaudo alcanzaría 31% más que en un escenario sin reforma. O sea que se obtendría un recaudo total de más de $0,5 billones.

En conclusión, el tema del hueco fiscal que tiene el Gobierno y que asciende a $30 billones, en el corto plazo sólo es posible recaudando algunos recursos con el impuesto del IVA. Adicionalmente, el Estado tendrá que hacer más recortes de gasto, explicó Ricardo Bonilla, miembro de la comisión de expertos. “Nuestra propuesta es construir a futuro un sistema justo, equitativo, transparente y permanente, y por eso la mayor insistencia es en que se haga una reforma de fondo del impuesto a la renta”.

Esto quiere decir que se elimine el impuesto actual a la renta y se instituya uno nuevo, que sería a las utilidades empresariales, con unas tarifas de entre 30% y 35%, junto con el impuesto a los dividendos que obtienen las personas naturales dueñas de esas empresas.

Esto ha generado revuelo, y por eso, Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, manifestó que “conceptualmente la propuesta está bien, pero lo que hay que mirar cuál es la tarifa total combinada que resultaría. Si es del orden del 35%, creo que se puede hablar de un impuesto a la empresa y otro al accionista. Pero si, al contrario, la propuesta es 35% a la empresa más 10% a la persona, me parece exagerado y no cabría dentro de un entorno de competitividad donde Chile y Perú llegan a un máximo de 35%”. Esa será la discusión.

“El hecho es que hoy las personas naturales tributan muy poco porque los dividendos están exentos, pues no hay un seguimiento claro de qué pasa con los intereses y los arrendamientos. Es decir, la propuesta de la comisión de gravar las empresas hasta en 35% y a las personas naturales hasta 20% por los dividendos recibidos en función a lo que haya hecho la empresa sigue en firme”, señaló Bonilla.

620333

2016-03-04T22:31:40-05:00

article

2016-03-04T22:31:40-05:00

none

Édinson Arley Bolaños

Economía

¿Cuánto se recaudaría con la propuesta de reforma tributaria?

64

104827

104891