Cuidado con el déficit de cuenta corriente local

Durante el primer trimestre de 2015, este indicador alcanzó el 7% del PIB, un nivel que no se registraba desde las crisis económicas de 1982 y 1998.

La cotización internacional del petróleo no es la única variable que el país debería vigilar. Existen varios riesgos aledaños a la caída de más del 50% que ha sufrido el precio del crudo en el último año, que podrían traer serias consecuencias para la economía nacional, y son especialmente peligrosas porque son poco vigiladas por los ciudadanos. Uno de ellos es el déficit de cuenta corriente, pues durante el primer trimestre de 2015 este indicador alcanzó el 7% del Producto Interno Bruto (PIB), un nivel que no se registraba desde las crisis económicas de 1982 y 1998.

El saldo negativo en la cuenta corriente surge cuando una nación gasta (invierte) más de lo que ahorra, lo cual genera un déficit que tiene que ser financiado por medio de emisión de deuda en el exterior. De manera que el buen funcionamiento de una economía depende, en gran medida, de los recursos que consiga por medio de préstamos internacionales. Y la historia mundial muestra que en caso de perder estas líneas de crédito, como pasó en el 82 y 98, el golpe recibido por el desequilibrio podría ser tan grande que traería consecuencias recesivas.

En el último año en Colombia el fenómeno deficitario en la cuenta corriente se ha visto de cerca por medio de la caída de las exportaciones colombianas, que más del 50% son envíos de crudo, ya que al mandar menos productos nacionales al exterior menos recursos entran al país. En cambio el relativo bienestar de las importaciones, que en los últimos 12 meses han tenido un crecimiento de 3,5%, implica que se está teniendo que gastar dinero para satisfacer la demanda interna de productos.

Ómar Suárez, analista de Alianza Valores, explicó que “el déficit de cuenta corriente actual, que en el primer trimestre del año se situó en 7% y que podría cerrar el 2015 en 6,6%, es una de las principales problemáticas que tiene Colombia. Este es uno de los indicadores que más tienen en cuenta los inversionistas internacionales, pues arroja varios indicios del nivel de bienestar de una economía. Por esta razón, si la situación empeora, es posible que el país pierda el grado de inversión por el que tanto se ha beneficiado en los últimos años”.

Además, la junta del Banco de la República ha advertido en varias ocasiones que el déficit de cuenta corriente es “una de las fuentes de mayor vulnerabilidad para la economía colombiana”. Y por el momento no hay muchas señales que indiquen que la recuperación de este indicador se daría en el corto plazo, pues el precio del petróleo todavía no supera los US$70, además siguen siendo recurrentes los episodios, como el de la última semana, en los que la cotización cayó por debajo de los US$52, provocando que el futuro de las exportaciones locales sea poco alentador.

Reconociendo la problemática de comercio exterior en el sector de hidrocarburos colombiano, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha mencionado “que la caída de los precios del petróleo provocará que las exportaciones se reduzcan alrededor de US$5.000 millones, pero las coyunturas actuales, como la recuperación de Estados Unidos y la tasa de cambio, permiten hacer políticas para reemplazar la pérdida, dado que los envíos de productos no tradicionales suman un nivel similar al que se quiere cubrir, la apuesta del Gobierno es que este rubro duplique su nivel para que se pueda lograr el empalme”.

Sin embargo, el director de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Sergio Clavijo, al analizar el TLC con la Unión Europea, uno de los acuerdos más exitosos firmados, concluyó que “los productos no tradicionales han sido incapaces de cerrar los faltantes que nos está dejando la reversión minero-energética, que continúan representando el 72% de nuestras ventas externas. Con el fin de potenciar nuestras exportaciones hacia el Viejo Continente, se requerirán acciones mejor coordinadas y decisivas en la búsqueda de innovación exportadora, sobre lo cual Bancoldex viene trabajando con ahínco”.

571627

2015-07-09T21:10:16-05:00

article

2015-07-11T22:12:24-05:00

none

Camilo Vega Barbosa

Economía

Cuidado con el déficit de cuenta corriente local

49

267036

267085