A cumplir promesas inconclusas

La idea de la Dirección de Regiones es identificar las necesidades, buscar los recursos y garantizar que se ejecuten en el plazo establecido.

Iván Mustafá arranca el 5 de enero como coordinador de regiones. Será los oídos del presidente en las seis regiones.

La falta de sintonía entre las regiones y el Gobierno central ha hecho que muchos proyectos no puedan salir adelante y se queden a mitad de camino. Para darle una solución a este problema, el presidente Juan Manuel Santos decidió mover sus alfiles y nombrar a Iván Mustafá Durán, exministro de Agua Potable y Saneamiento Básico, como nuevo coordinador de regiones, quien no sólo será su enlace con las comunidades, sino que deberá identificar proyectos y gestionar los recursos para que dejen de ser promesas y se conviertan en realidad.

En diálogo con El Espectador, Mustafá señaló que la tarea se hará en seis regiones, donde se trabajará coordinadamente con las autoridades regionales y nacionales, con miras a preparar el país para el posconflicto.

¿Cuál será su tarea en las regiones?

Seré un gestionador de proyectos, pero con recursos, con el fin de que lleguen a feliz término y no se queden en promesas. Para ello trabajaremos coordinadamente con las autoridades locales, municipales y departamentales y las entidades del Estado.

¿Van a mantener los Acuerdos para la Prosperidad?

Vamos a transformar esta figura, para que exista comunicación directa de la comunidad con el presidente, y se haga una rendición de cuentas sobre los proyectos que se prioricen para su ejecución.

Pero esto ya se viene haciendo...

Sí, pero nuestra tarea será asesorar al presidente en planes y proyectos que requiera la comunidad. Pero que se haga una factibilidad y prefactibilidad para que se tenga certeza de que la obra se va a terminar.

¿O sea que usted será los oídos del presidente en la región?

Sí. No vamos a planear sólo con promesas, sino con diseños y estudios, y por eso debemos hablar con las comunidades y priorizar las necesidades de la región.

¿Cuáles son las prioridades de las regiones y cómo se van a dividir?

Son seis regiones, en las cuales hay diversas necesidades, que van desde la salud, la infraestructura de transporte, servicios públicos y vivienda.

¿Qué lo hace pensar que las cosas sí van a funcionar ahora?

Trabajaremos con los gobernadores y alcaldes que están en la recta final de su administración y deben mostrar resultados a su comunidad.

¿Qué obstáculos se deben vencer para que esto salga bien?

Se debe fortalecer la institucionalidad y que la coordinación entre las entidades permita destrabar los obstáculos que detienen la ejecución de los proyectos.

¿Usted también debe preparar las regiones para el posconflicto?

Efectivamente, estas tareas sin duda permitirán ir hacia allá. El país debe mirarlo así y por ello trabajaremos con el Departamento Nacional de Planeación y los ministerios de Hacienda, Transporte, TIC y Salud, para brindar herramientas que permitan superar sin tropiezos el proceso de paz.

¿Y la tarea de los Ocads en qué quedará?

Ellos les darán luz verde a los proyectos que se definan. Seguirán con su tarea.

¿Y con qué dinero se desarrollarán?

Los recursos provendrán de las regalías y de los dineros de los municipios y departamentos. Se busca que la inversión sea local y nacional y por ello el Ministerio de Hacienda y el DNP trabajarán de la mano con nosotros y con Findeter, que también podrá ser un financiador de las obras.

¿Qué necesidades atacarán con prioridad?

En la región Pacífico la comunidad requiere mejorar el sistema de salud, especialmente las instalaciones, y una mejor conectividad de transporte. En el Caribe se trata de la lucha contra el contrabando de combustibles, vías de comunicación y el mejoramiento de servicios públicos, especialmente agua y electricidad. En la zona Centro Oriente la prioridad es la conectividad, mientras que en los Llanos Orientales se requieren con urgencia aeropuertos con mayor capacidad. En el Eje Cafetero y Antioquia el empleo es la mayor necesidad, y el Centro Sur también requiere de mejores aeropuertos.

¿Cuántos empleados tendrá?

Será una entidad con no más de 20 empleados. Lo ideal es que se hagan trabajos coordinados con alcaldías, gobernaciones, gremios y el Gobierno central.

 

últimas noticias