'Debemos evitar el proteccionismo'

Lamy advirtió que la tensa situación económica actual puede influir en que algunos gobiernos eleven sus aranceles en contravía de los intercambios mundiales.

“La delicada situación económica por la que está atravesando el mundo tiene un impacto mecánico sobre la oferta y la demanda y, por lo tanto, sobre el comercio mundial”. Con esas palabras Pascal Lamy, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se refirió al estado actual de los intercambios globales, los cuales calificó de “normales” a pesar de la desaceleración económica de Estados Unidos y la crisis de deuda que afecta a la Unión Europea.

Durante un diálogo sostenido con periodistas latinoamericanos invitados por la Fundación Friedrich Ebert (FES), el jefe del organismo multilateral dio un parte de optimismo en relación a la crisis financiera mundial de septiembre de 2008, a partir de la cual el comercio mundial se contrajo cerca de 45% durante el semestre siguiente.

Sin embargo, lanzó una alarma a los gobiernos que pueden estar promoviendo medidas proteccionistas para salvaguardar a sus industrias: “Estamos realizando un seguimiento atento, porque tememos que esas tendencias de incremento de aranceles regresen con fuerza renovada en el panorama actual. Porque de ocurrir, afectarían aún más la demanda global”.

A su juicio, los gobiernos más propensos a caer en esta tendencia son los que se encuentran en plena época electoral y culpan a los líderes extranjeros del débil estado de sus economías. “Pero no se están dando cuenta de que este discurso, que puede tener un atractivo político muy alto, también puede conducir a un castigo de las importaciones y exportaciones”.

Por otra parte, Lamy se mostró receptivo a la iniciativa brasileña de discutir los efectos que la devaluación artificial de ciertas divisas está causando en las economías de los países emergentes. “Ha sido un triunfo de Brasil poner sobre la mesa este debate. La OMC debatirá desde un punto de vista técnico su propuesta de la semana pasada sobre regulaciones en este tema y sus posibles efectos en el comercio”, dijo, y agregó que dicho debate podría darse hacia finales de octubre.

Así mismo, renovó el compromiso de la OMC de trabajar de la mano con Naciones Unidas para buscar soluciones a la enorme especulación financiera que afecta día a día los precios internacionales de los alimentos.

* Nota posible gracias a la invitación de FES y Fescol.