Déficit comercial de EE.UU. aumentó un 2,9 % en mayo

Las exportaciones bajaron respecto a abril en un 0,8 %, hasta los 188.600 millones de dólares.

La caída de las exportaciones de equipos de aviación y de otros bienes manufactureros fue el principal lastre de la balanza comercial.

El déficit comercial de Estados Unidos aumentó un 2,9 % en mayo y se situó en 41.900 millones de dólares, informó el Departamento de Comercio.

Las exportaciones bajaron respecto a abril en un 0,8 %, hasta los 188.600 millones de dólares, afectadas por un dólar más fuerte, mientras que las importaciones experimentaron una leve caída del 0,1 % hasta los 230.500 millones de dólares.

El aumento del déficit en la balanza comercial de bienes en 1.200 millones de dólares, hasta los 61.500 millones, con una leve mejora del tradicional superávit de servicios en 100 millones de dólares, hasta los 19.600 millones, contribuyeron al dato de mayo.

Por sectores, la caída de las exportaciones de equipos de aviación y de otros bienes manufactureros fue el principal lastre de la balanza comercial estadounidense.

Por primera vez desde 1990, Estados Unidos registró un superávit comercial con Canadá, debido a una reducción de las importaciones de hidrocarburos desde su vecino y socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el aumento del valor del dólar estadounidense, que abarata las compras en el exterior.

El déficit comercial en la balanza de bienes con México aumentó levemente en mayo hasta los 4.559 millones de dólares.

Del mismo modo, el déficit comercial con China creció hasta 30.452 millones de dólares, debido a un aumento de las importaciones provenientes del gigante asiático.

La situación económica en la Unión Europea (UE) y un dólar más fuerte frente al euro llevó a que las exportaciones al otro lado del Atlántico se redujera levemente hasta los 23.444 millones de dólares.

Estados Unidos alcanzó un récord de importaciones en el apartado de vehículos y componentes de automoción, hasta los 29.500 millones de dólares.

Pese al aumento del déficit comercial, el hecho de que este se siga manteniendo por debajo de la media del primer trimestre del año permite adelantar que no será un gran lastre para el crecimiento del PIB en el segundo trimestre, según prevén los expertos.