“Demogán no existe”: José Félix Lafaurie

Criticado por supuesta falta de democracia en el manejo del Fondo Nacional del Ganado, se defiende diciendo que Demogán -el ente que lo acusa-, es pago por el Gobierno.

Hace ya cerca de un mes, la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) perdió la administración de los aportes que cerca de 450.000 productores hacían al Fondo Nacional del Ganado (FNG). La decisión la tomó el Gobierno en diciembre pasado, como consecuencia, según dijo el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, de malos manejos que llevaron a que tanto el FNG como Frigoríficos Ganaderos de Colombia S.A. (Friogán), del cual el fondo es dueño en un 78,6%, entraran en ley de quiebras.

José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, explicó que no fueron malos manejos, que las decisiones que se tomaron sobre los recursos tuvieron el aval del Gobierno (el Ministerio de Agricultura hace parte de la junta directiva del FNG) y que la remoción de Fedegán como administrador era injustificada y una consecuencia de ser críticos frente a los diálogos de paz.

Sobre Demogán, dice que no existe y que fue un “cuento que se inventó” el exministro Juan Camilo Restrepo, quien durante su paso por el Ministerio de Agricultura hace cerca de tres años condicionó la continuidad de la administración del FNG a la democratización del manejo de la cuenta parafiscal. Restrepo llegó en 2013 a asegurar que Fedegán no representaba a más del 15% de los gravados, a lo cual Lafaurie respondió que “eso es falso. Nosotros le llegamos a todo el universo de los ganaderos del país. Sólo Analac, que es un gremio de lechería especializado en la sabana de Bogotá, no está afiliado. En el entretanto todos, todos los gremios del sector están afiliados, tanto los nacionales como los territoriales. Esa afirmación malintencionada fue de Juan Camilo. Y no es cierta”.

En diálogo con este diario, Lafaurie respondió a algunos de los señalamientos hechos por Demogán.

¿Cuál es su opinión de Demogán?

Son unas personas pagadas por el Gobierno, entre ellas el señor (Roberto) Ramírez, quien tiene contratos con el Gobierno, y otros pagados por Alquería, precisamente para desprestigiar a Fedegán. Algunos de ellos tienen ya procesos penales por injuria y calumnia, entre ellos Heraclio Guevara, y ustedes, El Espectador, les siguen más o menos la corriente a ellos. Lo que publique, hágalo entre comillas porque a partir de allí yo voy a coger eso y llevarlo a los juzgados penales. Usted tiene que preguntar dónde queda su sede, dónde están, en qué municipio, en qué lugar. (Ellos) vienen desde la época de Juan Camilo (Restrepo), pagos por el Gobierno, y ahora el señor Ramírez tiene contratos con Presidencia, y si es honesto dirá que sí, que tiene contratos con Alquería, con Cavelier, que es otro detractor, miembro de la junta directiva de Demogán. ¿Dónde existe (Demogán)? ¿Cuáles son sus afiliados? Ya está bueno la crítica de esos señores.

¿De cuánto eran los gastos de funcionamiento del fondo del ganado ?

Todos los gastos y estructura funcional son autorizados por el Ministerio de Agricultura, no existen nóminas paralelas. Todo cargo, remuneración, es autorizado por el ministerio y aprobado por la junta directiva, donde están otros gremios.

Demogán critica a ese fondo, del cual dice que manejaba $21.600 millones.

Claro, la nómina, dentro de la estructura funcional de todo el país, con lo que se hace, entre otras cosas, la vacunación de aftosa.

¿La representación de las cooperativas ante el FNG también es parte de la junta directiva de Fedegán?

Eso lo escogen las cooperativas.

Pero ¿hace parte de Fedegán?

Todas hacen parte de Fedegán, todas. Salvo Colanta, que tampoco paga parafiscalidad, todas forman parte de Fedegán.

¿Hay personas que estén en Demogán que también estén en Fedegán, o viceversa?

Demogán no existe. Si existiera estaría, por ejemplo, en el Cauca, donde participan los comités ganaderos del Cauca. Son gente pagada por el Gobierno.

* En respuesta a este diario, Roberto Ramírez aseguró que no tiene contratos con el Estado, aunque es amigo del presidente Juan Manuel Santos, y que Demogán no tiene un domicilio fijo porque anualmente no maneja muchos recursos y porque “lo importante es la ganadería y no la política”.