Derechos fiduciarios, una buena alternativa de inversión

Existen multinacionales que dentro de sus líneas de servicio se especializan en inversión inmobiliaria.

Pequeños inversionistas, con capitales desde $50 millones, participan en proyectos que son arrendados a grandes marcas.archivo

En medio de la coyuntura económica actual, la finca raíz, no solo en Colombia sino en el mundo, es la inversión más estable y segura, a donde sin duda alguna hay que fijar la mirada en épocas económicamente complejas, dice un informe de la firma ACCI, al destacar que en este contexto los derechos fiduciarios se han convertido en una buena alternativa.

El gerente de ACCI, Alejandro Castañeda, destacó el papel de los fondos inmobiliarios en el desarrollo y maduración de este mercado. Dice que las trasformaciones en el modelo de operación de proyectos inmobiliarios ha venido acompañada de nuevas ideas de negocios ya utilizados con éxito en Europa y Estados Unidos.

En un comunicado de prensa, el directivo rcuerda que existen multinacionales que dentro de sus líneas de servicio se especializan en inversión inmobiliaria como es el caso de CB Richard Ellis, Jones Lang LaSalle, Colliers international, Knight Frank, que debido al auge económico en los últimos años se establecieron en Colombia.

“Se trata de firmas que administran capitales extranjeros, que a través de fondos de inversión privados compran, venden y arriendan oficinas, bodegas, locales comerciales y vivienda de estrato alto aprovechando las bondades del negocio inmobiliario reflejado en su buena renta y alta valorización de los últimos años”, dice Castañeda.

La llegada de estas compañías ha despertado el interés de diferentes grupos de inversionistas locales interesados en inversión en finca raíz, que a través de las fiduciarias legalmente establecidas en Colombia puedan copiar estos modelos.

Los modelos más utilizados son los Fondos de Inversión Inmobiliaria y los proyectos comercializados a través de Fideicomisos, explica el gerente de la firma ACCI. “Nuestra compañía se ha especializado en estructurar, desarrollar y administrar proyectos a través de Fideicomisos de inversión inmobiliaria como es el caso de Suba 91, Zona 41 y Caney, en los cuales el comprador de derechos fiduciarios participa de las rentas generadas por el inmueble en una proporción conforme a la inversión realizada”, dice.

Señala que que este modelo de negocio permite percibir muy buenas rentas, ya que al estar el inmueble en cabeza de un fideicomiso es posible vincular ingresos provenientes de otras actividades asociadas al proyecto como venta de la marca del edificio, publicidad, arriendo de zonas comunes de uso exclusivo, antenas de comunicaciones, entre otras.

Según Castañeda este modelo de inversión permite que pequeños inversionistas, con capitales desde 50 millones de pesos, participen en proyectos que son arrendados a grandes marcas, pero advierte que la clave para realizar inversiones en proyectos comercializados mediante derechos fiduciarios está en validar la experiencia de las compañías que realizarán la operación del inmueble.

ACCI S.A.S es una empresa especializada en consultoría en inversión inmobiliaria, con más de 14 años de experiencia en inversión en finca raíz.

 

últimas noticias