Desacuerdo pensional

Las administradoras reunidas en Asofondos rechazan el cambio en las reglas del juego y prendieron el debate a pocas semanas de la radicación, en el Congreso, de la reforma al régimen de pensiones.

Representantes del Gobierno y de los fondos privados discutieron la reforma en el congreso de Asofondos, realizado en Cartagena.  / Héctor Sandoval
Representantes del Gobierno y de los fondos privados discutieron la reforma en el congreso de Asofondos, realizado en Cartagena. / Héctor Sandoval

Antes de que el ministro de Trabajo, Rafael Pardo Rueda, diera a conocer algunos detalles de las bases de la reforma pensional que alista el Gobierno, los fondos privados de pensiones insistieron una vez más en no estar convencidos con la propuesta inicial que les dio a conocer el Ejecutivo. Una de las razones es la iniciativa de que una parte de los recursos del régimen de ahorro individual (RAI) pase a las arcas del régimen de prima media (RPM) administrado por Colpensiones.

Alcides Vargas, presidente del consejo directivo de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), manifestó ayer durante la instalación del sexto congreso del gremio, en Cartagena, que “no podemos decir a quienes decidieron estar en el régimen privado que van a tener una parte de su plata en el de prima media”.

Según los fondos de pensiones, esa decisión no debe ser impuesta por la vía de una reforma. Vargas advirtió que, de acuerdo con la iniciativa del Gobierno, entre un 40 y 50% de los recursos contenidos en el RAI pasarían a formar parte del sistema de prima media: “Son unos $40 billones”.

En opinión del presidente de Colpensiones, Pedro Nel Ospina, lo interesante de la propuesta que contiene la reforma es que el régimen de prima media quedaría con reservas: “Lo primero que hay que hacer es ponerlas a rentar. Esa parte es la más sencilla”.

De acuerdo con el directivo, si se comparten los recursos entre sistemas, el susto de los fondos es que exista una venta masiva de acciones. Además, aseguró que otra queja de los administradores privados radica en que no piensan dar subsidios para “todo el mundo”.

Un analista consultado por este diario manifestó que, de aprobarse el traslado de recursos del régimen privado al público, también podría darse un desplazamiento de fondos de forma inversa, hecho que no permitiría sacar con conclusiones apresuradas sobre el futuro de las inversiones que tienen las firmas administradoras de fondos.

“Se ha hablado de que los recursos de los fondos se trasladen a la nación. Quitarles dinero a los fondos que están financiando infraestructura, acciones y el mercado de capitales podría generar un traumatismo. Son $40 billones que se irían de los fondos, de $120 billones que se manejan. Tocaría salir a vender acciones de manera masiva”, advirtió el presidente de una administradora colombiana de pensiones y cesantías que pidió no ser citado.

Si el Congreso aprobara este traslado de recursos, el directivo advirtió que las inversiones de los fondos privados de pensiones en infraestructura a través de bonos se verían en riesgo. Agregó que el gran debate alrededor de la reforma pensional será cómo se van a financiar los elementos del sistema de protección a la vejez, como los subsidios del programa Colombia Mayor y los Beneficios Económicos Periódicos (BEP). A través de éstos se busca elevar la cobertura pensional a un 80% en 2030.

“La propuesta del Gobierno puede ser interpretada como una propuesta asistencial, de corte fiscal, pero no social, que tiene como pilar la protección a la vejez y la terminación de la coexistencia de los regímenes de ahorro individual y prima media”, aseguró Vargas, quien está convencido de que este es el momento para fortalecer el RPM sin causar perjuicio a los ahorradores de los fondos privados.

Al cierre de esta edición, el ministro de Trabajo explicaba algunas generalidades del sistema pensional y de la reforma que se va a presentar ante el Congreso.

[email protected]

@hector_sandoval