Desalentadoras cifras de desempleo en E.U.

La economía más grande del mundo creó tan sólo 80.000 empleos en junio, con lo cual se oscurece el panorama para la recuperación de Estados Unidos y echa abajo algo del impulso político que el presidente Barack Obama había ganado luego de que la semana pasada la Corte Suprema de Justicia mantuviera su ley de salud.

El decepcionante ritmo de creación de empleo, que ha dejado intacta la tasa de desempleo en 8,2%, se suma a la evidencia cada vez más clara de que la economía estadounidense está padeciendo los efectos de la crisis de deuda de la Eurozona y de un crecimiento más lento en los mercados emergentes, como China.

Mientras que los Estados Unidos siguen estando razonablemente a salvo de caer en otra recesión, la lenta recuperación del mercado laboral ha decepcionado a los economistas, que habían estado optimistas por el aumento en las ganancias a principios de año.

El S&P 500 cayó más de 1% desde que los retornos de los bonos del Tesoro a diez años cayeron seis puntos base, para llegar a 1,54%.

Al hablar en Poland, Ohio, durante un tour de dos días en bus por el corazón industrial de la ciudad, Obama dijo que “no estaba satisfecho” con las cifras de desempleo, aunque reflejaban una recuperación gradual en el mercado laboral durante los tres años que le han seguido a la crisis financiera.

“Nuestro objetivo no es regresar adonde estábamos en 2008”, aseveró. “Nuestro objetivo es volver a cuando la clase media tenía una seguridad básica”.

El viernes, Christine Lagarde, la directora del Fondo Monetario Internacional, también advirtió que el pronóstico de crecimiento mundial de 3,5% sería revisado “hacia la baja” a mediados de julio.

Obama no habló en detalle sobre las cifras, y se enfocó en cambio en la diferencia entre sus políticas y las que defendía su contendor republicano, Mitt Romney, sobre quien el presidente afirmó que recortaría el gasto en salud, educación y servicios para ancianos a favor de exenciones tributarias para los más acaudalados. “La idea de Romney es que si todos están desamparados todo saldrá bien. Lo hemos intentado antes y no funciona”, aseguró Obama.

Romney, que desde hace poco ha debido responder a críticas de conservadores preocupados por su campaña, interrumpió sus vacaciones en New Hampshire para atacar los resultados económicos de la administración Obama. “Es el momento en que Estados Unidos debe escoger si quieren más de lo mismo; si un desempleo por encima de 8%, mes tras mes, es o no satisfactorio”, sostuvo. Entre tanto, por separado, el grupo de lobby conservador Crossroads GPS anunció que estaba gastando US$25 millones en más propagandas televisivas que aluden al tema de “excusas”, y que serán transmitidas en estados donde los votantes aún no están decididos por Obama o Romney.

Los desalentadores datos de nóminas, sin embargo, pueden no ser suficientes para motivar a los funcionarios de la Reserva Federal para que inicien una tercera ronda de relajamiento cuantitativo o monetario, durante la próxima reunión en que fijarán las tasas de interés, entre el 31 de julio y el 1° de agosto.

Temas relacionados