Desarrollo de autos eléctricos hace subir salarios en China

Más de 200 empresas de ese país están desarrollando 4.000 modelos de vehículos con nuevas fuentes de energía.

Archivo

La mayor fabricante de iPhones de China, la mayor compañía de comercio electrónico y la principal productora de video de internet buscan, las tres, fabricar autos eléctricos y procuran captar para eso la escasa mano de obra calificada disponible.

Son muy buenas noticias para Ronan Lu, un profesional de marketing de 32 años. La competencia lleva a que algunos empleados dupliquen el salario de sus pares y otros obtengan empleo a pesar de contar con una experiencia mínima, según las firmas reclutadoras.

“Muchas compañías me ofrecieron oportunidades de empleo con muy buen salario, pero me decidí por LeEco porque pienso que tiene muchas posibilidades”, dijo Lu, que abandonó Toyota Motor Corp. para incorporarse a la división de automóviles de LeEco en Pekín el mes pasado. “Las compañías de vehículos eléctricos pueden ofrecer un salario más alto que el del sector automotriz tradicional. En esas compañías se puede acceder a una muy buena retribución por medio de la tenencia de acciones.”

Más de 200 empresas chinas, que cuentan con el respaldo de nombres como Terry Gou, Ma Huateng, Jack Ma y Jia Yueting, están desarrollando 4.000 modelos de vehículos con nuevas fuentes de energía y dan a conocer prototipos en ferias de automóviles y exhibiciones de productos electrónicos. Las compañías automotrices tradicionales y una serie de startups ven oportunidades en la promesa del gobierno de aumentar las ventas anuales de los nuevos vehículos eléctricos en el transcurso de la próxima década.

China superó a los Estados Unidos el año pasado y se convirtió en el mayor mercado del mundo de vehículos con nueva energía, una flota compuesta por vehículos eléctricos, híbridos y autos a célula de combustible. Las automotrices locales vendieron 331.092 unidades en 2015, según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China.

En un país que experimenta uno de los peores niveles de contaminación aérea urbana del planeta y una rápida urbanización de la población, el gobierno ha establecido un objetivo de ventas de 3 millones de unidades por año para 2025. China acelera, además, la construcción de estaciones de recarga a los efectos de cubrir las necesidades de 5 millones de vehículos eléctricos para 2020.

“Las compañías de Internet que quieren fabricar autos nos quitan personal, y otras empresas rivales también tratan de cortejarlo”, dijo Wang Jun, el vicepresidente de Conghqing Changan Automobile Co. “Eso no sólo eleva los costos de recursos humanos, sino que también cambia las expectativas de la gente en relación con su futuro”.

Temas relacionados