Deseo de trabajar desde casa disminuye en Europa: Morgan Stanley

Noticias destacadas de Economía

En noviembre, profesionales de la región dijeron que les gustaría trabajar desde casa dos días a la semana en promedio, lo que se compara con los 2,3 días de octubre, según la encuesta a 12.500 empleados de diversas industrias en el Reino Unido, Alemania, España, Italia y Francia que han desempeñado su trabajo de forma remota desde el brote de la pandemia de coronavirus.

El deseo de trabajar desde casa en un mundo posterior a la pandemia se está desvaneciendo entre los empleados europeos a medida que se cansan del prolongado receso de las oficinas, según un estudio de estrategas de investigación de Morgan Stanley.

En noviembre, profesionales de la región dijeron que les gustaría trabajar desde casa dos días a la semana en promedio, lo que se compara con los 2,3 días de octubre, según la encuesta a 12.500 empleados de diversas industrias en el Reino Unido, Alemania, España, Italia y Francia que han desempeñado su trabajo de forma remota desde el brote de la pandemia de coronavirus.

(Más información: Los viajes empresariales y negocios presenciales se resintieron por la pandemia)

“La encuesta de este mes sugiere que la demanda por trabajar desde casa en el futuro se ha desvanecido frente a encuestas anteriores, tal vez a medida que aumenta la ‘fatiga del encierro’”, escribieron en un informe los estrategas encabezados por Christopher Fremantle.

La encuesta de Morgan Stanley se realizó durante la segunda gran ola de cierres en Europa, que tuvo como objetivo detener la propagación del virus. A medida que se acerca la distribución de las vacunas, los datos ofrecen pistas sobre si la crisis del covid-19 marcó un cambio duradero hacia el trabajo remoto o si los empleados querrán regresar a la oficina la mayor parte del tiempo una vez que sea seguro hacerlo.

En el futuro, un 60% del personal administrativo en Europa espera que sus empleadores permitan trabajar desde casa al menos unos días a la semana, mientras que 40% piensa que trabajar de manera remota se limitará a menos de una vez por semana, según la encuesta.

Tras las nuevas restricciones implementadas en noviembre, el promedio de días de trabajo desde casa entre los empleados europeos aumentó a 2,1 por semana, en comparación con los 1,8 días durante la encuesta de octubre. En el Reino Unido, este número fue mayor que en otras economías importantes, con un promedio de 2,7 días.

Los oficinistas en el Reino Unido han regresado a sus lugares de trabajo habituales después que en el resto de Europa, ya que en noviembre un promedio de 39% de los empleados trabajó desde su oficina, en comparación con el 56% en Europa y el 61% en Alemania y España.

Otros datos confirmaron los hallazgos de Morgan Stanley. Hasta el miércoles, la ocupación de oficinas en el Reino Unido se mantuvo justo por debajo de un tercio del máximo de este año, antes de la propagación del covid-19, según Metrikus, que instala sensores de edificios en ciudades de todo el país.

(De interés: ¿Cómo impulsar cambios significativos en las organizaciones?)

La encuesta también arrojó hallazgos curiosos sobre la disposición de las personas a compartir escritorios después de que termine la pandemia. En promedio, aproximadamente 37% de los oficinistas europeos dijo que se sentirían incómodos con un modelo de estaciones de trabajo comunes en el futuro, y 50% de los empleados del Reino Unido señaló que compartir escritorios lo haría sentir intranquilo.

Entre las diferentes industrias, los empleados europeos de los sectores de energía, TI, medios, ventas, reclutamiento y ciencia estuvieron entre los que se mostraron más a favor del teletrabajo en el futuro, según la encuesta. Por el contrario, el personal de segmentos como seguridad y cumplimiento de la ley fueron los mayores opositores al trabajo remoto.

Los empleados europeos encuestados de los sectores de banca y finanzas se mostraron, en su gran mayoría, a favor del trabajo remoto en el futuro: el 67% dijo que le gustaría, mientras que el 23% se opuso a la idea y el 10% dijo estar indeciso.

Comparte en redes: