Después de la guerra llegan inversiones a Montes de María

Por la alta incidencia del conflicto allí, se ejecutarán las primeras obras del plan que Planeación Nacional implementará durante el posconflicto. Los recursos superan los $10 billones.

 En los municipios de Sucre se proyecta invertir $ 1,05 billones.  / Cristian Garavito
En los municipios de Sucre se proyecta invertir $ 1,05 billones. / Cristian Garavito

Más de 30 años después de haber sufrido el flagelo de la violencia en todas sus manifestaciones, cerca de un centenar de municipios del país han comenzado a respirar aires de tranquilidad. La firma de la paz entre las Farc y el Gobierno ha llenado de esperanza a poblaciones enteras que ya sienten la presencia del Estado a través de los Contratos Plan para la Paz. Se estiman inversiones iniciales por más de $10 billones para desarrollar un amplio conjunto de iniciativas de infraestructura. (Lea: Este es el texto completo de los acuerdos firmados en La Habana)

La nueva generación de Contratos Plan, que ha pasado a llamarse Contratos Paz, tiene el objetivo de construir una paz estable y sostenible buscando una transformación del país desde las regiones. Santos Alonso Beltrán, gerente nacional de Contratos Plan del Departamento Nacional de Planeación, señaló que la iniciativa busca articular los diferentes niveles del Gobierno para que sea la herramienta fundamental de las inversiones en el posconflicto. “Ningún Contrato Plan, ni por supuesto ningún Contrato Paz, puede tener un monto estimado de recursos, sino que hay unas aproximaciones entre el territorio y la Nación para ir construyendo tanto los listados de proyectos estratégicos como el monto al cual podría ascender cada uno de esos Contratos Paz”, explica. (Lea: Histórico: Gobierno y Farc logran acuerdo sobre cese bilateral)

Un documento oficial indica que en una primera fase del posconflicto para un horizonte de cinco años se esperan, a través de cooperación internacional unos US$3.300 millones, lo que representa un monto anual estimado cercano a los US$660 millones. Los recursos de cooperación van a financiar cerca del 10 % de lo que cuesta el posconflicto, dice María Fernanda Téllez, coordinadora de Planeación de Contratos Plan. “Este es un compromiso que tienen que adquirir todos los actores, como las entidades territoriales desde municipios, gobernaciones, sectores privados que tengan responsabilidad social y que puedan hacer alianzas publico privadas y la cooperación internacional”, destaca.

¿En los Montes de María?

Montes de María, por la alta incidencia del conflicto armado entre 2002 y 2013, será el primer proyecto. En esta región, ubicada en la parte central de los departamentos de Bolívar y Sucre, las inversiones proyectadas superarán el billón de pesos y para un segundo proyecto, Caquetá-Meta-Guaviare, los recursos estimados podrían ser de $1,2 billones, dice Santos Alonso. Montes de María ha venido avanzando y hay un acuerdo bastante amplio entre las gobernaciones, las alcaldías y los actores de las organizaciones sociales que han estado involucradas en el proceso, señala Téllez.

El DNP y los gobiernos de Bolívar y Sucre suscribieron un acuerdo para la rápida implementación de un Contrato Plan que permitirá realizar inversiones por $2,3 billones en obras prioritarias en los sectores de educación, salud, vías, acueductos, alcantarillados, redes eléctricas, vivienda rural y urbana, lo mismo que infraestructura para el desarrollo agropecuario. El plan permitirá articular esfuerzos y recursos de los gobiernos Nacional, departamental y municipal para afianzar y aprovechar el potencial agropecuario, minero, pesquero, artesanal y turístico. En esta zona del Caribe la pobreza desborda el 45 % y la concentración en la propiedad de la tierra llega a niveles del 80 %.

En los 6.297 kilómetros donde se ubican los 16 municipios de los Montes de María son evidentes los estragos que durante más de tres décadas provocó el conflicto que se desató a comienzos de los años 80 por el uso y tenencia de la tierra. Esta iniciativa se ejecutará en los municipios de Chalán, Colosó, Ovejas, Los Palmitos, San Onofre, Morroa, Corozal, Sincelejo, San Antonio de Palmito y Toluviejo, en Sucre, y El Carmen, Córdoba, San Jacinto, El Guamo, María la Baja, San Juan Nepomuceno y Zambrano, en Bolívar.

El Gobierno espera convertir los Contratos Plan “en una poderosa herramienta de gestión de la inversión pública para que permitan la focalización y la convergencia de los diferentes niveles de gobierno en la reconstrucción de los territorios donde la violencia destruyó la institucionalidad pública retrasando el desarrollo económico y social”.

En los municipios de Sucre se proyecta invertir $1,05 billones representados en cerca de 40 proyectos, mientras que en Bolívar la inversión será de $1,3 billones para 30 iniciativas. Los siguientes Contratos Plan para la Paz se implementarán en Norte de Santander, en la región del Catatumbo, en Meta-Caquetá-Guaviare; Putumayo, Amazonas, La Guajira, Macizo del Cauca y Valle del Cauca. Los Contratos Plan, creados hace cuatro años en el DNP, han permitido canalizar recursos por $14,3 billones, representados en obras en Santander, Tolima, Boyacá, Cauca, Chocó, Antioquia, Córdoba y Nariño.