Destacan la Cédula Cafetera Inteligente como modelo de inclusión financiera rural

En siete años la Federación ahorró en beneficio de los productores 15,5 millones de dólares por el cambio de pagos en efectivo a tarjetas en las transferencias a los caficultores.

Un completo, riguroso y detallado estudio de caso internacional que se ha llevado a cabo sobre la Cédula Cafetera Inteligente (CCI) difundido en Bogotá por la alianza global Better Than Cash (BTC), destaca las muchas bondades de este instrumento de inclusión financiera de los cafeteros colombianos, que se ha convertido en un referente para otros países.

El estudio “La tarjeta inteligente de los cafeteros colombianos: Llevando con éxito pagos electrónicos a las comunidades rurales”, de Better Than Cash, también describe en detalle los grandes esfuerzos y desafíos que ha requerido su implementación.

Señala el informe de prensa de la Federación que Better Than Cash Alliance es una alianza de gobiernos, sector privado y organismos de desarrollo comprometidos en acelerar el cambio de los pagos en efectivo a los pagos electrónicos.

Recuerda el informe de prensa que la cédula es un instrumento concebido para que los productores reciban el monto equivalente a sus ventas de café. También se convertido en un mecanismo eficiente y transparente para distribuir incentivos, subsidios, créditos y recursos para adelantar programas, incrementando la eficiencia y efectividad de los mismos.

Para financiar los programas de renovación de cafetales se han desembolsado recursos de crédito a pequeños caficultores por 846 mil millones de pesos a cerca de 200 mil productores.

Destaca el informe de prensa que se han canalizado ocho millones de transacciones por cerca de 2,3 billones de pesos, que a la tasa de cambio actual superan los mil millones de dólares.

El estudio también destaca que entre 2007 y 2013, la FNC ahorró unos 15,5 millones de dólares en beneficio de los productores gracias al cambio de pagos en efectivo a tarjetas en las transferencias a los productores. Esto representó un ahorro de cerca de 80% sobre el costo de realizar esos pagos en efectivo, que habrían reducido el valor a transferir a los productores.

Bajo los programas de protección de precio financiados por el gobierno más de 360 mil cafeteros recibieron apoyos sin incurrir en costos transaccionales, resalta el informe de prensa del gremio cafetero.

La alianza Better Than Cash (BTC) reconoce que el caso de los esfuerzos de la Federación ofrece muchas lecciones para otras organizaciones gremiales o asociativas, gobiernos y socios del desarrollo que asesoran, diseñan o implementan programas de pagos en áreas rurales.

“Nuestro estudio demuestra los beneficios de las transacciones electrónicas frente a los pagos en efectivo en economías en desarrollo”, dijo Beth Porter, Asesora de Políticas de Inclusión Financiera y vocera de Better Than Cash. “Más importante aún, refleja la importancia de que instituciones con una visión de futuro como la FNC se vinculen a estas iniciativas como líderes para promover y facilitar la inclusión financiera en zonas rurales”, destacó.

Como parte de un esfuerzo continuo hacia la bancarización como instrumento para el cambio y para ampliar los beneficios a los productores, desde septiembre de 2014 la cédula de la Federación y su banco aliado, el Banco de Bogotá, está asociada a una cuenta de ahorros.

Con tarifas preferenciales y acceso a las redes de cajeros automáticos y a más de 230 mil comercios de todo el país, con lo cual ya se ha abordado con éxito muchos de los desafíos y limitaciones a las cuales aludió el estudio en su momento, los cafeteros de Colombia cuentan ahora con un instrumento que les permite acceder a más y mejores servicios y a construir una historia individual que les permitirá acceder a líneas de crédito de la banca comercial.

Temas relacionados

 

últimas noticias