Deuda de EE.UU., en manos del Senado

Los líderes del Senado se reunieron anoche para intentar resolver el impasse en torno al techo de la deuda de Estados Unidos, en medio de advertencias con respecto a una recesión mundial si al país se le acaba el dinero para pagar sus deudas.

A tan sólo dos días de que el país enfrente el riesgo de un cese de pagos, Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, lanzó la advertencia de que si no se aumenta el cupo de endeudamiento habría una perturbación de la economía internacional. “Estaríamos en riesgo de caer de nuevo en recesión”, dijo a NBC.

Sus comentarios siguen a la advertencia que lanzó durante el fin de semana Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, al decir que el país estaba a tan sólo días de “un punto muy peligroso” si los políticos no llegaban a un acuerdo. “Si esto llegase a ocurrir, también sería un evento desastroso para el mundo desarrollado”, aseguró.

Harry Reid, líder de la mayoría demócrata del Senado, y Mitch McConnell, el principal republicano de la Cámara de Representantes, han tomado el control de las negociaciones luego de que el sábado en la noche colapsaran las conversaciones entre la Casa Blanca y los conservadores de la Cámara.

El diálogo en el Senado también está en crisis por una disputa con respecto a la presión de los demócratas para deshacer los recortes al presupuesto que se acordaron durante una disputa anterior, a lo cual se resisten los republicanos.

El tiempo es una cuestión muy importante, pues la aprobación de cualquier acuerdo podría tomar días y se demoraría todavía más si los republicanos utilizan tácticas como no asistir a la sesión para demorar la votación.

La Cámara de Representantes, dominada por el Partido Republicano, se reunirá hoy en la noche y tendría que aprobar cualquier acuerdo al que llegue con el Senado. Es un voto muy difícil por la oposición que existe allí a todos los planes de los demócratas.

Mohamed el Erian, director ejecutivo de la administradora de activos Pimco, dijo durante su intervención en el Instituto de Finanzas Internacionales que un cese de pagos podría ser peor que el colapso de Lehman Brothers en 2008 y devastaría los mercados. Otros expertos de la industria financiera esperan que los mercados de futuros colapsen cuando abran los mercados asiáticos si los políticos de Estados Unidos no llegan a un acuerdo.