Diferencias entre gremios por realidad de la oferta de gas de Colombia

Mientras la ACP dice que en dos años la autosuficiencia estaría comprometida, Naturgas explica que en el corto plazo se liberará la oferta de las térmicas y nuevos proyectos que, aunque tardarán un par de años, aumentarán las reservas del combustible en el país.

Uno de los factores que han dicho los generadores térmicos influyeron en la crisis del sector eléctrico es la falta de gas. Desde el año pasado, las empresas se han quejado porque la oferta no alcanza a cubrirlos. Sin embargo, el presidente de Naturgas, Eduardo Pizano, negó que así fuera. Dijo que “hay gas y a corto plazo vamos a tener más”.

Pizano reconoció que el Fenómeno de El Niño ha limitado las asignaciones del combustible pero aclaró que en los próximos dos meses, incluso, sobrará pues las térmicas necesitaran mucho menos de lo que consumen actualmente para respaldar la producción de energía eléctrica.

Este mensaje fue respaldado por Antonio Celia, presidente de Promigas, quien manifestó que el país está pasando por una “turbulencia”. “A partir de abril va a haber suficiente gas en la costa Caribe. Ese gas será suficiente para atender todas nuestras necesidades excepto en los picos por El Niño, que se va a presentar con más frecuencia, y podrán ser atendidos con la planta de regasificiacon que permitirá importar 400 millones de pies cúbicos”.

Sin embargo, la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) consideró que la situación es mucho más complicado de lo que considera el Naturgas. De acuerdo con un estudio económico de ese gremio, “de no lograr reemplazar con una nueva oferta las reservas que el país consume, en dos años la autosuficiencia de gas quedaría comprometida y sería casi inevitable la importación de gas natural”.

La ACP no descartó la existencia de nuevos proyectos que pueden aumentar la oferta de gas pero también advirtió que por problemas con comunidades y por falta de infraestructura cerca del 61% de la producción potencial está atrapada. Por esta razón, hizo un llamado para que se lleven a cabo las ampliaciones de los oleoductos así como la adaptación de la regulación a las nuevas realidades del mercado.