División en el mercado móvil

Movistar, Tigo y Une piden celeridad en el proceso que le disminuye costos a los abonados de Comcel que llamen a sus redes.

La guerra entre los principales operadores celulares del país está declarada. Los contendores son Movistar, Tigo y UNE, quienes reclaman medidas concretas para garantizar el equilibrio entre los actores del mercado imponiendo nuevos cargos a Comcel, el competidor dominante.

Así lo reveló el jueves la revista Dinero al publicar una carta enviada por los operadores a Diego Molano, ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en la cual denuncian la parálisis en el proceso de imposición de cargos asimétricos a Comcel.

“Buscamos poner en conocimiento de las autoridades del sector esta situación. Los cargos son un mecanismo de ley, que se pueden utilizar para evitar que se incline la balanza hacia un operador específico”, le dijo Ariel Pontón, presidente de Movistar Colombia, a El Espectador.

Comcel lleva la delantera en el mercado local, pues el 62,38% de los 46,2 millones de abonados utiliza sus redes para comunicarse. En este apartado, los reclamantes se quejan de que el 93% de la llamadas de los usuarios de Comcel no sale de esa red, por lo que es necesaria la imposición de medidas para fomentar la competencia.

Aquella disposición ya fue tomada por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y establece que Comcel tendrá que bajar de inmediato los altos recargos que hoy les cobra a sus usuarios por llamar a la competencia. Pero la compañía afectada recurrió a los recursos de ley para retrasar su aplicación.

“Comcel tiene utilidades aproximadas de US$100 millones en un mes y con el retraso del proceso busca que esos ingresos sigan entrando a sus arcas”, le dijo a este diario un experto, para quien el verdadero sentido de la carta de los operadores al Ministerio es destrabar los cargos: “Buscan que la CRC actúe de inmediato porque, a pesar de la recusación a su director ejecutivo, tiene quórum para adoptar una decisión”.

La ‘táctica’ de Comcel

En la carta dirigida al Ministerio TIC, los operadores móviles pusieron como ejemplo un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre el sector TIC en México, según el cual América Móvil (de Comcel) ha boicoteado varios procesos regulatorios en su contra mediante amparos (recursos judiciales) para mantener su dominancia de 80% en telefonía fija y 70% en móvil. Los reclamantes aseguraron que la misma táctica se está empleando en Colombia, pues a finales de 2011 Comcel recusó a Carlos Rebellón, director de la CRC, por asesorar a Une (su competidor). El proceso se encuentra hoy a la espera de una decisión final de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups