Dólar, ahora sí por encima de los $1.900

La junta directiva del Emisor aprobó la compra de US$2.500 millones entre junio y septiembre. Tasas de interés siguen en 3,25%.

José Darío Uribe, gerente general del Banco de la República.  / Archivo
José Darío Uribe, gerente general del Banco de la República. / Archivo

 No sólo el tema de tasas de interés y el desempeño de la economía formaron parte de la discusión de los codirectores del Emisor. También, la continuación del programa de compra de dólares como medida para favorecer la tasa de cambio fue una de las peticiones del ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría

José Darío Uribe, gerente general del Banco de la República, luego de varias horas de reunión con los codirectores y el ministro de Hacienda, anunció que las tasas de interés para junio se mantendrán estables en 3,25%. Además, se tomó la decisión de continuar con el programa de subastas diarias para comprar reservas internacionales —el objetivo es acumular, al menos, US$2.500 millones entre junio y septiembre de este año—. “La decisión toma en cuenta, entre otros factores, la reciente evolución de la tasa de cambio y la existencia de una postura monetaria expansiva”.

Frente a la decisión del Emisor de mantener las tasas en 3,25%, Uribe dijo que una de las razones es que el peso colombiano se ha depreciado al igual que las monedas de otros países de Latinoamérica. “Esto podría estar asociado con la reducción en los precios internacionales de los bienes básicos que estos países exportan, con la desaceleración en sus crecimientos económicos y con conjeturas sobre la posibilidad de que la Reserva Federal de los Estados Unidos comience a reducir su programa de compra de activos”.

Durante toda la semana, el mercado se mantuvo expectante y con los ojos puestos en la reunión de la junta directiva del Banco de la República. El gerente agregó que otra de las razones para mantener los tipos es que los indicadores económicos disponibles sugieren que el crecimiento económico del segundo trimestre de 2013 será superior al del primero. Explicó que otro factor es que la inflación anual (a corte de abril) se aceleró (está en 2,02%).

Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda y Crédito Público, destacó el hecho de que la tasa de cambio hubiera cerrado ayer en un promedio de $1.908,26, nivel que no se veía desde principios de enero de 2012. Ayer, la moneda estadounidense tocó un máximo de $1.919,95. “Esto es una fuente importante de competitividad, es la mejor noticia para la industria y el agro. Es algo saludable para la economía”. Al respecto, el gerente del Emisor reiteró que el comportamiento de la divisa “está sirviendo como un amortiguador a los choques externos. Si el peso se sigue devaluando, es bienvenido. Se traduce en más competencia para los sectores”.

En opinión de Camilo Pérez, jefe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, lo que ha estado sucediendo con el dólar durante los últimos días muestra que la tasa de cambio continuará con una tendencia de depreciación y explicó que lo más probable es que la Reserva Federal de Estados Unidos retire el estímulo monetario. “Cuando eso pasa, significa que hay una menor oferta de dólares. Es algo que puede pasar este año, o tal vez el próximo. El estímulo va a durar más de lo pensado”.

Los cálculos del analista indican que la tasa de cambio bajo este panorama estará moviéndose el resto del año entre $1.800 y $1.900.

[email protected]

@hector_sandoval

 

últimas noticias