Dólar alcanza los $2.300 cuatro meses antes de lo esperado

Los analistas consideran que bajo este ritmo de devaluación, el dólar podría estar cotizándose entre $2.400 y $2.500 para 2015.

El dólar cerró este martes en $2.293, y alcanzó durante el día niveles superiores a $2.300. Dicho margen estaba previsto para marzo de 2015.

Durante el último mes, el escepticismo que había en torno a la devaluación del peso colombiano perdía cada vez más fuerza. Y cuando la tasa de cambio local (TRM) superó la barrera de los $2.100 el pasado 10 de noviembre, El Espectador realizó una investigación sobre el futuro del dólar en Colombia. (Lea: ¿Dólar a $2.300 en 2015?)

La indagación llevó a concluir que factores como los excesos de oferta y la reducida demanda del mercado mundial de petróleo, la desaceleración de la inversión extranjera directa, y la eventual alza de las tasas de la Reserva Federal, planteaban un escenario propicio para que la TRM llegará a $2.300 en 2015.

Sin embargo, el mercado de divisas volvió a sorprender cuando este martes la tasa de cambio cerró en $2.293, y alcanzó durante el día niveles superiores a $2.300.

Sugiriendo que la volatilidad de las últimas semanas fue tanta que adelantó el proceso devaluacioncita, al punto que estamos al nivel del costo del dólar que debía regir en el tercer trimestre de 2015, que es cuando se espera que la Reserva Federal incremente su tasa de interés.

Es claro que en un país como Colombia, en el que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) el petróleo representó más del 60% de las exportaciones y de la inversión extranjera del país durante septiembre de 2014, las fluctuaciones del sector petrolero mundial repercuten directamente en la tasa de cambio.

Por esto pareciera que el efecto del anuncio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de la semana pasada de mantener inalterada su producción tuvo un efecto más grande que el esperado.

Esteban González, analista de alianza Valores, explicó que: “dado que la divisa superó niveles técnicos importantes, y teniendo en cuenta que el próximo año se espera el alza de las tasas de la FED, esto brinda un escenario propicio para que la tasa de cambio promedio de 2015 fluctué entre $2.400 y $2.500”.

Ahora, se tendrá que analizar los posibles efectos inflacionarios de la devaluación del peso, ya que cuando sube la TRM el valor de los bienes de la canasta básica que son importados se encarece. Lo cual puede motivar al Banco de la Republica a elevar la tasa de interés.

Sin embargo Juan David Ballén, analista de Casa de Bolsa, indicó que “mientras la devaluación del peso no tenga efectos claros sobre la inflación no hay motivos para pensar que el Banco de la Republica incremente las tasas de referencia. Además, el alza en la tasa de cambio es uno de los factores que está ayudando a reducir la carga fiscal por la caída de los precios del petróleo, lo que lleva a pensar que el emisor se mantendrá en su posición mientras que no vea riesgos sobre la economía”.


[email protected]