Dólar en alza recuperaría agro e industria

Así lo indica un análisis de economistas de la Universidad Nacional.

 El hecho de que el dólar lograra alcanzar el umbral de los 2.000 pesos es un escenario positivo para la economía nacional este año. Así lo aseguran economistas de la Universidad Nacional de Colombia.

Al respecto, Camilo Coronado, director del Departamento de Economía de la U.N. en Medellín, aseguró que la depreciación del peso colombiano frente al dólar, como tendencia durante los próximos dos años, constituye un panorama mucho más halagador para el sector industrial nacional.

Las razones que están propiciando esta depreciación, según explicó Coronado, tienen que ver con algunos movimientos de los mercados mundiales, especialmente en los Estados Unidos.
En ese sentido, el retiro de estímulos monetarios que ha hecho la Reserva Federal de ese país (FED) es una de las medidas para propiciar la reactivación de su economía. Con esto, las tasas de interés tienden a subir “y ello propicia una salida de capitales de países emergentes y en desarrollo hacia ese destino, principalmente”.

Justamente, esa salida de capitales de países periféricos como Colombia, explicaría la depreciación del peso frente al dólar, en buena medida, por el diferencial en las tasas, las expectativas de crecimiento económico de EE. UU. y la recuperación del sector inmobiliario.
En cuanto a la duración del buen comportamiento del dólar, Coronado manifestó que es una tendencia que se mantendría mínimo durante todo el año. “Creemos que, aunque la economía mundial no está plenamente recuperada porque todavía hay síntomas de debilidad en la economía norteamericana y sobre todo en la U. E., la situación sí está mucho mejor que hace un par de años”.

Germán Nava, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N. en Bogotá, dijo que estas medidas impactan especialmente el mercado de capitales, lo que se refleja en la tendencia a la baja que han mostrado las bolsas de valores.

“Hoy estamos viviendo procesos de devaluación, pero creo que la situación es coyuntural, y volveremos a ver un dólar entre los 2.025 y los 2.050 pesos”.


Los que ganan y pierden

Sin duda alguna, los más favorecidos con la actual tasa de cambio son los exportadores, pues “van a recibir más pesos con los productos que exportan, esto también va facilitar a algunos sectores volver al mercado de los EE. UU., porque con la revaluación perdieron ese mercado al tener un peso fuerte”, agregó Nava.

El agro es otro de los sectores que también podría verse beneficiado con un dólar por encima de los 2.000 pesos, ya que como lo asegura el economista, en la medida en que el TLC con EE. UU. se empiece a consolidar, puede haber una tendencia a que se incrementen los precios de los productos que han llegado a bajo costo, lo que en últimas puede terminar favoreciendo a los productores nacionales.

Ante estas circunstancias, el profesor Camilo Coronado aclaró que la devaluación tiene un efecto que no es muy apetecido porque puede terminar elevando los precios de los productos importados, algunos de los cuales hacen parte del Índice de Precios al Consumidor (que determina la inflación en Colombia), es decir, terminaría ejerciendo una presión al alza en la inflación.

Por este motivo, asegura que finalmente queda por esperar que el Banco de la República no eleve las tasas de interés porque “podría quitarle el impulso a la recuperación económica de esos sectores que se verían beneficiados”. Es el caso del calzado, las confecciones o los textiles; pero también aquellos considerados exportadores netos, como cafeteros, bananeros y floricultores.

Temas relacionados