Dólar negro en Venezuela aumenta 23% en seis días y supera los 600 bolívares

En menos de dos meses el precio de la moneda estadounidense subió 104% frente al bolívar en el mercado negro.

En julio de 2014 el precio del dólar paralelo era de 79 bolívares.Bloomberg News

El dólar en el mercado negro en Venezuela rebasó este jueves la barrera de los 600 bolívares tras aumentar 23% en menos de una semana, superando 97 veces la tasa oficial más baja en el control de cambio que el gobierno asigna exclusivamente para alimentos y medicinas.

De acuerdo con la web Dolar Today -fuertemente criticada por el gobierno y que ha sido bloqueada por autoridades para impedir que sea vista desde direcciones IP venezolanas- la divisa estadounidense alcanzó los 616,46 bolívares, mientras que el tipo de cambio oficial para importar la mayoría de los alimentos y medicinas es de 6,30 bolívares.

La web Dolar Today, la mayor referencia para el mercado negro venezolano de divisas -también llamado "paralelo"- basa su tasa en operaciones que se realizan en la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

En menos de dos meses el precio de la moneda estadounidense subió 104% frente al bolívar en el mercado negro, pues el pasado 13 de mayo el dólar cruzó la barrera de los 300 bolívares.

En julio de 2014 el precio del dólar paralelo era de 79 bolívares, lo que implica un alza hasta la fecha de 680%.

El gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, lanzó el pasado 19 de febrero un nuevo esquema cambiario denominado Sistema Marginal de Divisas (Simadi), que "derrotaría" al mercado negro y que permite por primera vez en 12 años transar dólares de manera libre, aunque en cantidades limitadas y tras un proceso burocrático.

El Simadi, que arrancó con una cotización de 172 bolívares por dólar, cerró este miércoles a 199,81 bolívares, según el Banco Central.

Venezuela, altamente dependiente de las importaciones, sufre una sequía de divisas desde finales de 2012, agravada por la caída de los precios de petróleo de donde proviene el 96% de divisas del país.

Esta situación ha reducido al menos un tercio la cantidad de dólares disponibles este año para importar materias primas y productos esenciales como alimentos, medicinas o bienes de cuidado personal.

La menor entrega de divisas por parte del gobierno venezolano ha provocado deudas comerciales de miles de millones de dólares con proveedores internacionales y ha incidido en una escasez de al menos dos tercios de los rubros básicos, con una inflación de 56,2% en 2013 y 68,5% en 2014, según datos oficiales.

El último informe del índice de precios data del año pasado, cuando la inflación se estimó en 68,5%. Este año no han sido entregadas cifras del aumento del costo de vida.

Temas relacionados