Dos mujeres avanzan hacia ronda final por el liderazgo de la OMC

Noticias destacadas de Economía

Ngozi Okonjo-Iweala, de Nigeria, y la surcoreana Yoo Myung-hee están entre las finalistas para encabezar el organismo multilateral, que podría tener su primera directora en 25 años de existencia. La fecha límite para la decisión final es el 7 de noviembre.

Los miembros de la Organización Mundial del Comercio seleccionaron a dos candidatas finales. Ngozi Okonjo-Iweala, de Nigeria, y la surcoreana Yoo Myung-hee avanzan a la ronda final en la carrera por el liderazgo del organismo comercial con sede en Ginebra, según personas familiarizadas con el asunto.

Con dos mujeres en la ronda final del proceso de selección, la OMC probablemente tendrá la primera directora general en sus 25 años de historia.

Lea también: Los candidatos que aspiran a dirigir la Organización Mundial del Comercio

Okonjo-Iweala sirvió dos períodos como ministra de Finanzas de Nigeria y un período como ministra de Relaciones Exteriores. Tiene experiencia trabajando en organismos internacionales de gobernanza internacional como exdirectora gerente del Banco Mundial y como presidenta de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización.

Yoo es la ministra de Comercio de Corea del Sur. Durante su carrera de 25 años en el Gobierno, ha ayudado a expandir la red comercial de su país a través de acuerdos bilaterales con Estados Unidos, China y el Reino Unido.

El presidente del Consejo General de la OMC, David Walker, tiene previsto anunciar formalmente los resultados a los delegados de la institución el jueves en la mañana en Ginebra. Pero la tercera y última fase del proceso de consulta comenzará a finales de este mes y se extenderá hasta el 6 de noviembre, después de lo cual la OMC se enfocará en nombrar, de manera consensuada, a la ganadora de la carrera.

Liam Fox, del Reino Unido, Amina Chawahir Mohamed Jibril, de Kenia, y Mohammad Maziad Al-Tuwaijri, de Arabia Saudita, no obtuvieron suficiente apoyo en la segunda ronda de consultas, según personas familiarizadas con el asunto.

Algo que nubla las perspectivas para el proceso de selección son las elecciones presidenciales de EE.UU. el 3 de noviembre. La OMC toma decisiones por consenso, y la falta de apoyo estadounidense para cualquiera de las finalistas podría significar retrasos en la elección de la persona que liderará la organización.

Si los miembros de la OMC no logran una selección por consenso, se podría realizar una votación que requiera una mayoría calificada como último recurso, lo que sería algo sin precedentes para la organización.

La campaña para el liderazgo de la OMC durante el período más turbulento de sus 25 años de existencia se desarrolla en medio de la pandemia, una recesión mundial, la confrontación entre EE.UU. y China por la supremacía comercial y las elecciones estadounidenses. El presidente Donald Trump ha criticado a la OMC como el peor acuerdo comercial en la historia de EE.UU. y se ha comprometido a reformarla para que se adapte mejor a los intereses del país.

Lea también: La encrucijada para la OMC en el siglo XXI: reformar o morir

La vacante para el rango más alto de la OMC surgió cuando el brasileño Roberto Azevedo decidió dimitir a finales de agosto, un año antes de que finalizara su mandato.

Los miembros de la OMC perciben la carrera como una oportunidad para reorganizar la institución, cuya misión de integración económica está amenazada por las políticas proteccionistas en todo el mundo. Sin reforma, corre el riesgo de quedar marginada durante la mayor crisis económica que se haya visto en un siglo.

Comparte en redes: