Draghi lleva al BCE a tasas negativas

Los administradores públicos buscan hacer lo que ningún banco ha hecho: reducir una de sus tasas de interés a niveles inferiores a cero.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE). / EFE

La insinuación de Mario Draghi de que el Banco Central Europeo (BCE) está alistando más relajamiento cuantitativo indica que la próxima maniobra de los administradores públicos será ir donde ningún gran banco central ha ido antes: reducir una de sus tasas de interés claves a niveles inferiores a cero.

El presidente del BCE dijo el sábado, luego de las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, que fortalecer el euro “requiere de más estímulo monetario”.

Varios funcionarios han dicho que reducir la tasa que el banco central paga sobre los depósitos en el BCE, por debajo del nivel actual de cero, sería la opción predilecta para atacar la apreciación de la moneda única.

Los administradores públicos de la Eurozona esperan que entrar al muy selecto grupo de bancos centrales que han impuesto tasas de interés negativo hará menos atractivo para los bancos y para los inversionistas el tener euros mediante, en efecto, cobrar un impuesto sobre los ahorros en la moneda única.

Las palabras de Draghi llegan al tiempo que las exigencias por parte del FMI, los ministros de finanzas y los banqueros centrales reunidos en Washington, de que la Eurozona debería hacer más por evitar una dañina baja inflación, que ahora es de tan solo una tercera parte del objetivo del banco central.

Una razón importante para que la inflación sea tan baja es la fortaleza del euro, que hace menos costosas las importaciones de fuera de la región. Esto a su vez disminuye las presiones de precio en el bloque.

La moneda única ha aumentado 6% con respecto al dólar y 9% con respecto al yen en el último año, y sigue muy cerca a su precio históricamente más alto. Esta apreciación se ha dado a pesar de los comunicados cada vez más cautos del BCE durante este mes, incluyendo su insinuación de que podría iniciar unas compras masivas de bonos del gobierno, una maniobra que se conoce como relajamiento cuantitativo.

 

 

últimas noticias