Dudas sobre el crecimiento de China

La desaceleración en la potencia asiática es más evidente que nunca. En lugar de generar confianza, las cifras cayeron y marcaron un 7,6%.

La última medida de la relativamente ligera desaceleración del crecimiento económico de China reinició la controversia sobre si se puede confiar en sus estadísticas oficiales.

En lugar de generar confianza, las cifras de ayer provocaron en cambio temores de que la realidad es peor de lo que está diciendo el gobierno.

El crecimiento de China cayó a 7,6% en el segundo trimestre, desde el 8,1% que tuvo en el primero, según cifras oficiales. Los analistas dijeron que el impulso en junio apuntaba a un aumento en la segunda mitad.

Si este resulta ser el punto bajo del ciclo económico, tendrían razón quienes dijeron que China experimentaría un “aterrizaje suave”. La caída desde el pico hasta el punto bajo en el crecimiento sería de 4,5% desde 2010 hasta ahora, en comparación a los ocho puntos de la recesión anterior, entre 2007 y 2009.

Sin embargo, la desaceleración en la producción industrial que se anunció ayer es consistente con el crecimiento de 7,0 a 7,3% en el PIB, dijeron los economistas de Barclays, mientras que los analistas de Capital Economics dijeron que la cifra real probablemente era de 7%.

Sheng Laiyun, vocero de la Oficina Nacional de Estadísticas, atacó a los críticos. “Quiero decirles que están equivocados”, dijo en una rueda de prensa. “Nuestros datos se verifican de forma independiente y todo coincide”.

Las dudas sobre los datos acerca de China tienen una larga tradición. Li Keqiang, que se espera que suceda a Wen Jiabao como primer ministro este año, le confió a los funcionarios de Estados Unidos en 2007 que las cifras del PIB eran “fabricadas” y “tan sólo para referencia”, según un cable diplomático publicado por Wikileaks. Li dijo que era mejor concentrarse en el consumo de energía, el volumen de carga de ferrocarriles y el préstamo de los bancos.

Estas palabras han perseguido al gobierno desde entonces. La producción de electricidad fue inusualmente débil este año. El crecimiento en la producción de energía se mantuvo sin cambios en junio, mientras que la producción industrial, que representa el 40% del PIB y por lo general se correlaciona bien con la electricidad, subió 9,5%.

 

últimas noticias

Comenzó el Smart City Business en Medellín