Economía brasileña se está amargando, pero el café se está endulzando

Debido al encarecimiento del café robusta los tostaderos están cambiando su mezcla por la variante robusta, que tiene un sabor más suave.

La cosecha de robusta disminuirá 24% en relación al año en Brasil. /Archivo.

Una sequía en las plantaciones de café robusta este año impulsó los precios de la variante de sabor amargo que normalmente es la más barata. En algunos casos, ahora las semillas son más caras que las del café arábigo, la variedad preferida para bebidas exclusivas debido a su sabor suave, y los tostaderos están cambiando sus mezclas. “Este cambio podría mejorar la calidad del café. Las semillas del arábigo tienen un sabor más complejo, con más matices de sabor y aroma”, dijo Nathan Herszkowicz, director ejecutivo de la Asociación Brasileña de Industrias del Café, un grupo de procesadores.

El principal mercado de productores quedó patas para arriba porque el clima seco provocado por El Niño redujo la cosecha de robusta en un cuarto, mientras que las lluvias en las zonas de plantación de arábigo crearon condiciones ideales y más oferta de la esperada. La variedad más común de robusta era 3,2% más cara en promedio este año que un tipo de arábigo, en comparación a un descuento de 12% en los seis años anteriores.

Mezclas cambiadas

Aunque no es raro que los tostadores brasileños cambien las mezclas cuando los precios suben demasiado, el último cambio se viene dando más rápidamente de lo normal debido a la gran caída en la oferta de robusta.

Al mismo tiempo, las empresas están luchando contra la peor recesión en décadas. Entre los problemas de Brasil están un déficit presupuestario récord, una deuda cada vez más alta, escándalos de corrupción y el brote del virus Zika que está poniendo a prueba la infraestructura sanitaria del país.

La cosecha de robusta disminuirá 24% en relación al año pasado y ascenderá a 12,6 millones de bolsas de 60 kilos, estima Rabobank International. La del arábigo, que normalmente se cosecha unos dos meses más tarde, tendrá 1 millón de bolsas más de lo previsto inicialmente y llegará a 43,5 millones de bolsas, dijo la correduría Marex Spectron Group Ltd., con sede en Londres.

A medida que baja la oferta de robusta, los tostadores compran menos. Debido a la subida de los precios, ellos cambiarán más de un millón de bolsas de robusta usadas por arábigo en las dos temporadas culminadas en 2017, dijo Carlos Mera, analista de Rabobank en Londres.

Cambios

Las mezclas suelen cambiar primero en Brasil porque el Gobierno prohibió la mayoría de las importaciones, por lo tanto los tostadores domésticos sólo pueden elegir variedades cultivadas localmente, dijo Ricardo Santos, operador de Equatorial Traders en Londres. Las empresas fuera de Brasil tienen más opciones de compra provenientes de otros países productores.

Los tostadores internacionales también muestran reticencia a cambiar mezclas porque es posible que sus clientes prioricen un producto en lugar del precio. Si bien Marex Spectron dice que una diferencia de US$1,03 por kilo entre ambos tipos estimularía un cambio hacia algunas semillas de arábigo, ese cambio tendría que ser gradual para mantener la consistencia en los sabores. Los futuros del arábigo en Nueva York están cerca de US$1,36 por kilo más caros que los del robusta en Londres.

Tres Corações Alimentos SA, una tostadora brasileña que exporta café a 30 países, es una empresa que se abstendría de modificar las mezclas. Ante grandes aumentos de precios, la empresa probablemente les cobraría más caro a los clientes por el producto terminado o trataría de bajar costos.

“No cambiamos el estándar de nuestros productos”, dijo Vicente Lima, director de oferta de Tres Corações, desde Minas Gerais.
 

Temas relacionados