Economía colombiana pasa por un ajuste ordenado: FMI

Minhacienda considera que “la principal preocupación del Gobierno y de los colombianos es la inflación que tenemos que controlar”.

 El aparato productivo colombiano  marcha por un buen sendero a pesar del freno que se percibe, destacan los analistas y el FMI.
El aparato productivo colombiano marcha por un buen sendero a pesar del freno que se percibe, destacan los analistas y el FMI.

Las medidas adoptadas para enderezar aspectos de la economía son como los remedios, a veces saben feo, pero toca tomarlos para que haya mejoría. Que el principal banquero del país diga eso le da tranquilidad al Gobierno de que las cosas se están haciendo bien. Luis Carlos Sarmiento Angulo, cabeza visible del Grupo Aval, considera que la economía y el Gobierno están bien. “Ambos están muy bien”, dijo. Pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que hace falta un tercio para conseguir el ajuste total.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI Alejandro Werner destacó que la economía colombiana está pasando por “un proceso de ajuste ordenado”. En un seminario organizado por Anif, Fedesarrollo y Council of the Americas, el representante del organismo multilateral reconoció que el ajuste lo están haciendo de manera balanceada. En la parte fiscal, el ajuste se ha distribuido: un tercio en impuestos, otro en menor gasto y otro tercio en mayor déficit fiscal. Pero de este último dice que “quiere decir que falta un tercio más para ajustar en el futuro”.

El representante del FMI se mostró sorprendido, al igual que lo está el Gobierno, por la inflación al alza y el déficit en la cuenta corriente. El ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas coincide en que “la principal preocupación del Gobierno y de los colombianos es la inflación que tenemos que controlar”. Manifestó que las lluvias ayudan a que baje el precio de los alimentos y consideró que con un dólar más estable “termina un proceso en el que los precios se han reacomodado”. El equipo técnico del Banco de la República y el mismo Ministerio de Hacienda, esperan, sin embargo, que en el segundo semestre la inflación empiece a ceder y termine el año con una cifra cercana a 6 %.

El déficit en la cuenta corriente (desequilibrio comercial) para el Fondo indica que “la economía colombiana tiene un ajuste por concluir”. El Fondo advirtió que una economía como la colombiana “no puede financiar de manera sostenida un déficit de cuenta corriente del 6 % del PIB (Producto Interno Bruto). La posición neta de activos se deterioraría continuamente”. Descartó crisis como las que se están viendo en países vecinos. “El régimen de flotación (del dólar), la gran supervisión del sistema financiero y el régimen de meta de inflación, han hecho que en este país no se vean vulnerabilidades financieras, ni en el sector bancario, ni en el corporativo, ni en las finanzas públicas”. Werner considera que la reforma fiscal es un tema importante para mantener la solidez y “el grado de inversión de esta economía en los próximos años”.

Según Cárdenas, en materia externa “nos reconforta oír al Fondo Monetario Internacional hablar de que este déficit en cuenta corriente va a estar entre 4 y 5 % del PIB”. Es decir para el Gobierno se va saliendo de una zona de alto déficit a una zona más de confort.

En esta línea, Sarmiento Angulo destaca que la economía se ha comportado bien. El sistema financiero avanza por aguas tranquilas. “La economía está en un buen momento con las dificultades lógicas de las afugias presupuestales por el problema del petróleo, pero por lo demás está marchando bien”. El director de Fedesarrollo Leonardo Villar considera que las sombras sobre la economía colombiana surgen de los riesgos de “no tomar las medidas que se requieren en estas circunstancias”.

Paz y reforma tributaria

En una reunión con representantes de empresas y del sistema financiero no podía estar de lado la Reforma Tributaria Estructural y el proceso de paz. Sobre la primera, Sarmiento Angulo se abstuvo de opinar. “No quiero referirme a un proyecto que no existe. Prefiero esperar”, dijo.

El representante del FMI cree que la reforma tiene que enfocarse en fortalecer la recaudación en el mediano plazo. “Tiene que tener un componente que ayude a incrementar la recaudación y que ayude a ampliar la base gravable”, explicó Werner.

Sobre el proceso de paz expresó que es visto como favorable para la sociedad colombiana que tiene que tener repercusiones económicas importantes. “El normalizar la situación en varias regiones del país va a dar oportunidades para que se reactiven actividades económicas que habían estado operando por debajo de su potencial”. Werner descartó que el país deba acudir a un nuevo modelo económico motivado por el proceso de paz.

Analistas como Daniel Velandia, de la firma CredicorpCapital, manifestó que “Colombia se tiene que seguir ajustando a una realidad de menores precios del petróleo que han impactado las cuentas fiscales del Gobierno”. El Ejecutivo proyecta que va a perder cerca de $30 billones de ingresos fiscales entre el año 2013 al 2016. Para hacer frente a esta situación de escasez de recursos se requiere la Reforma Tributaria. En este escenario se sigue proyectando una economía creciendo entre 2 % y 3 % para 2016. El primero es de los analistas y el segundo del ministro de Hacienda. “El principal peligro de la economía es que no hagamos la Reforma Tributaria”, advierte Velandia.

 

últimas noticias