Economía de Ecuador en recesión: PIB cayó 3% en primer trimestre de 2016

El presidente Rafael Correa no descartó que se registren más cifras negativas debido al devastador terremoto del 16 de abril, que dejó pérdidas por más de 3.000 millones de dólares.

Archivo AFP

La economía de Ecuador se encuentra en recesión, tras una caída de 3% interanual en el primer trimestre de 2016, frente a un crecimiento de 3,2% del mismo periodo de 2015, dijo este sábado el presidente Rafael Correa.

En relación al primer trimestre de 2015, el decrecimiento en el primer trimestre de 2016 "ha sido de casi 3%, el más alto de la década", señaló Correa durante su informe semanal de labores.

El Producto Interior Bruto (PIB) registró variaciones interanuales de -1% en el tercer trimestre de 2015 y de -1,2% en el cuarto del mismo año, según el Banco Central de Ecuador.

"Tenemos tres trimestres consecutivos de decrecimiento, lo cual claramente habla de una recesión de la economía que nadie ha negado", dijo Correa, quien enfatizó que la caída de los precios del petróleo ha representado un duro golpe para la economía del país.

En el primer trimestre de 2016, la economía ecuatoriana bajó 1,9% con respecto al cuarto trimestre de 2015, que registró una expansión de 0,1% en relación al trimestre previo.

El mandatario se mostró "optimista" sobre una recuperación para el segundo semestre de este año, aunque consideró que "tal vez el segundo trimestre del 2016 también tengamos cifras malas" debido al devastador terremoto del 16 de abril, que dejó pérdidas por más de 3.000 millones de dólares

"Hay una recesión, pero lo vamos a revertir. Yo estoy muy optimista este segundo semestre", apuntó Correa, quien añadió que "las medidas que hemos tomado están dando efecto y vamos a tener un desempeño económico bastante bueno, que ojalá revierta el mal desempeño de los dos primeros trimestres".

Ecuador, el miembro más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), se ha visto afectado por el desplome del precio del crudo en el mercado internacional y la apreciación del dólar, moneda que adoptó en el año 2000.

Además, el país debió pagar una indemnización de alrededor de 1.000 millones de dólares a la petrolera estadounidense Oxy por cancelar un contrato de extracción en 2006.