Economía del primer trimestre creció 2,8% con signos de desaceleración

La industria manufacturera retrocedió 2,1% en los primeros tres meses de 2015.

El crecimiento económico de Colombia se desaceleró en el primer trimestre de 2015 y sólo se expandió 2,8%, frente al 6.5% de un año atrás, según información del DANE.

El director de la entidad, Mauricio Perfetti, indicó que la economía colombiana sigue mostrando un buen balance. En el primer trimestre de un año atrás el PIB (producto interno bruto) había mostrado una expansión de 6,5% tras haber sido revisado desde 6,4%.

Destacó que en el primer trimestre de este año, al menos siete ramas económicas de la actividad productiva mostraron un buen dinamismo; cinco de ellas estuvieron por encima de 2,8%.

Perfetti destacó que entre enero y marzo de 2015 comercio, construcción,financieras e inmobiliarias fueron las actividades con mayor crecimiento. (Consulte aquí el boletín técnico del DANE)

Los analistas de nuevo estuvieron lejos de la cifra, pues la mayoría esperaba una expansión de la economía de 2,6% y el Banco de la República la sitúo en 2,7%.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, esperaba una cifra de crecimiento por debajo de 3%.

Durante el primer de este año el comercio creció 5%, construcción 4,9%, sector financiero 4,4% y servicios sociales 3%.

El agro apenas repuntó 2,3%, mientras que la explotación de minas y canteras retrocedió 0,1%, en tanto que la industria manufacturera registró un descenso de 2,1%.

Economía débil, pero líder

El crecimiento de 2,8 por ciento de la economía nacional en el primer trimestre de 2015 sitúa a Colombia como el país que más crece en América Latina, destacó el director de Planeación Nacional (DNP) Simón Gaviria Muñoz.

La caída en los precios de las materias primas, lideradas por el petróleo, obligó a un ajuste en el gasto agregado de la economía tanto en el sector público como en el privado. “El Gobierno, en el marco de la prudencia fiscal, aplazó gastos por el equivalente de seis billones de pesos; los hogares y las empresas, principalmente en el sector minero, han hecho lo mismo”, puntualizó el funcionario.

Este comportamiento, que responde a una política seria y consecuente con la realidad fiscal, permite que la economía colombiana supere el promedio del crecimiento de la economía mundial (2,2 por ciento) y también esté por encima de países como Chile con un estimado de 2,1%; Perú (1,7%); México (2,5%); y por supuesto Brasil, que se encuentra en recesión técnica con un – 1,1%, dijo Planeación Nacional en un comunicado de prensa.

En el ámbito global, Colombia es superada por economías como India (7,6 por ciento); China (7,0 por ciento); Indonesia (4,8 por ciento); Polonia (3,6 por ciento) y España con 2,7 por ciento, recuerda el informe.

Al recordar la cifra de crecimiento en el mismo periodo del año anterior  de 6,4%, Gaviria manifestó que el país no debe ser pesimista. “Hay que entender que varios de los factores que nos ayudaban a impulsar el crecimiento de la economía ya no están presentes; por ello en el Plan Nacional de Desarrollo hemos puesto mucho énfasis en el sector de infraestructura y en la mejora de la productividad. Hay que hacer más con menos. Esa es nuestra consigna y por eso estamos haciendo asignaciones presupuestales con base en resultados”, puntualizó.

Gaviria Muñoz resaltó el aporte de los proyectos de inversión financiados con recursos de regalías en los sectores de vías, agua, puertos y tuberías que tuvieron un crecimiento del 24,4%. El rubro de otras obras de ingeniería 22,8% y las obras del sector de minería que tuvieron un crecimiento de 5,5%.

Dentro del primer grupo, la ejecución de las regalías creció 190,9%; en el caso de otras obras de ingeniería, este mismo componente creció 137,8% gracias al aporte de las regalías y a pesar de haberse registrado una caída en el sector de carreteras calles y caminos de 1,5 por ciento. Los proyectos territoriales financiados con regalías crecieron en 168,7%.

Según estimativos del DNP, la ejecución de regalías le aportó al crecimiento de la economía 0,36% del total.

Gaviria manifestó que si bien el sector de petróleo e hidrocarburos tiene un impacto importante en la economía, al igual que la refinanciación del petróleo en el valor de la industria pues su caída fue de 11,2% en este trimestre, su contribución en el empleo total es inferior al 1,5%.

“Por ello, hemos argumentado que en los sectores donde se genera el 62,6% del empleo se registra un crecimiento positivo como, por ejemplo, en la producción de alimentos, fabricación de bebidas, producción de caucho y plástico y maquinaria eléctrica”, subrayó el director de Planeación Nacional.

Afirmó que también se debe tener en cuenta como un factor positivo el comportamiento de los flujos de Inversión extranjera directa que con corte a la tercera semana de mayo sumaba 5.385 millones de dólares, monto que calificó como muy satisfactorio.

Temas relacionados

 

últimas noticias