Ecopetrol asume Rubiales con una inversión de $1,2 billones

El campo cuenta con más de 500 pozos en producción y genera 135.000 barriles de petróleo por día. Ya asumió Cupiagua y pronto lo hará con otro histórico: Cusiana.

Rubiales alcanzó una producción de 400 millones de barriles en los primeros 10 años. Ahora el recobro se suma como alternativa.  / Cortesía
Rubiales alcanzó una producción de 400 millones de barriles en los primeros 10 años. Ahora el recobro se suma como alternativa. / Cortesía

El 1° de julio es una fecha muy especial para Ecopetrol: en 2010 asumió el control de los campos de Cupiagua y Cupiagua Sur. Seis años más tarde recibirá el campo petrolero más grande del país, Rubiales, que operaba con la canadiense Rubiales E&P. No importa que el precio del crudo en el mercado internacional se mantenga deprimido y que la renta petrolera haya desaparecido de las cuentas del Gobierno.

El 1° de julio es una fecha muy especial para Ecopetrol: en 2010 asumió el control de los campos de Cupiagua y Cupiagua Sur. Seis años más tarde recibirá el campo petrolero más grande del país, Rubiales, que operaba con la canadiense Pacific E&P. No importa que el precio del crudo en el mercado internacional se mantenga deprimido y que la renta petrolera haya desaparecido de las cuentas del Gobierno.

Recibir el campo más grande del país es un reto para Ecopetrol, no sólo por su área geográfica, que es de 56.900 hectáreas y que equivale a 1,3 veces el área urbana de Bogotá, sino por ser un campo con más de 500 pozos en producción, generando 135.000 barriles de petróleo por día. Es el 15 % de la producción del país y tiene una participación para la producción de Ecopetrol del 25 %.

“Esto nos consolida como los jugadores más importantes en crudos pesados del país, agrupando con Castilla y Chicheneme, que también quedan en el departamento del Meta, y nos hace estar produciendo alrededor de 330.000 barriles solamente en crudos pesados, que genera una importancia estratégica”, explicó Nelson Castañeda, vicepresidente Regional Oriente de Ecopetrol. Desde la medianoche de este jueves, la petrolera colombiana eleva en 60.000 barriles la propiedad que tenía antes del 30 de junio.

Seis años atrás, un 1° de julio, Ecopetrol había asumido el control directo de los campos Cupiagua y Cupiagua Sur, localizados en el municipio de Aguazul (Casanare), zona de gran potencial petrolera para Colombia. Y tres días después de asumir en Rubiales, el 4 de julio de este año, tomará la operación de Cusiana, una vez finalizado el contrato de asociación Tauramena suscrito con las empresas Equión Energía y Emerald.

Rubiales ha tenido una vida muy azarosa. En principio no suscitó el interés por ser crudo pesado, que no tenía mercado ni gozaba de aceptación. Y en la industria petrolera reinaban Cusiana, Cupiagua y Caño Limón, campos productores de un crudo más liviano, apetecido en el mercado mundial.

Pero la persecución de que fueron víctimas los altos directivos de Pdvsa, la petrolera estatal venezolana, hizo que algunos de ellos pusieran sus ojos en esos campos abandonados. Y había otro ingrediente: con una cotización del barril a más de US$100, el negocio se hacía muy lucrativo.

En más de 10 años, Rubiales ha producido un poco más de 400 millones de barriles de crudo, en plena bonanza de precios. Para operar este campo, Ecopetrol decidió crear una vicepresidencia regional con 344 personas de vinculación directa: de otros campos trasladó 93 personas y contrató 251, algunos con experiencia en el manejo del campo Rubiales. Adicionalmente trajo 70 contratistas que emplearon entre 1.000 y 1.200 personas para tener el equipo humano de soporte para operar este campo.

Grandes inversiones

En un período en que las grandes petroleras recortan sus presupuestos ante la volatilidad del mercado del crudo, Ecopetrol le apuesta a Rubiales y dispone de una inversión de $1,2 billones. Además, está estudiando proyectos incrementales que permitirían perforar alrededor de 1.032 pozos para mantener la producción del campo en los niveles actuales.

El presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, que planeó este momento desde su llegada, dijo que este campo tiene más futuro que pasado. Después de haber alcanzado una producción de 400 millones de barriles en los primeros 10 años, tiene la posibilidad de seguir incrementando el factor de recobro achicando el área de perforación, para generar volúmenes adicionales que “permitan mantener la producción”.

Castañeda, por su parte, señaló que a partir del 1° de julio el porcentaje de regalías pasarán del 20 % al 32 %, “lo que genera unos US$240 millones, teniendo en cuenta un precio de referencia de US$45 y una tasa de cambio de $3.000 por dólar”.

En la estatal petrolera todos están convencidos de que asumir el control de Rubiales es un hecho histórico. Es un orgullo para Ecopetrol operarlo, dijo Echeverry, reafirmando que es un campo estratégico para las finanzas de la nación.

El campo Rubiales está al oriente del departamento de Meta, en el municipio de Puerto Gaitán. En los contratos de asociación participaban Ecopetrol, con el 57 %, y Meta Petroleum, con el 43 %, después de regalías. En el área de explotación hay 105 pozos productores activos. El aumento de la producción del campo ha sido provocado por las altas inversiones que han ejecutado las empresas asociadas, que superan ampliamente los US$1.000 millones desde 2007. Rubiales representa el 10 % de la producción nacional y tiene un estimativo de reserva de 30 años. Se calcula que haya un depósito de 3.000 millones de barriles.

El campo emblemático

A partir del 4 de julio la petrolera colombiana asumirá la operación del campo Cusiana, tras poner fin al contrato de asociación Tauramena con Equión Energía y Emerald. Está ubicado en los municipios de Aguazul y Tauramena y tiene una historia de casi 30 años, que se inició con el descubrimiento del pozo Cusiana 1 en la vereda La Turúa (Aguazul), con una producción de 2.000 barriles diarios de petróleo y 13 millones de pies cúbicos de gas.

En la actualidad Cusiana produce 38.000 barriles por día, equivalentes a 21 pozos productores. Adicional a esto, cuenta con 10 pozos inyectores que mantiene el recobro de crudo, destaca un informe de Ecopetrol. Cusiana se operará de manera conjunta con Cupiagua para aprovechar sinergias y la experiencia de la empresa de casi seis años al frente de este último activo. Los dos campos suman una producción que supera los 80.000 barriles diarios y representan el 41 % de la producción de gas del país, con más de 356 millones de pies cúbicos de gas por día. Con estas movidas estratégicas, Ecopetrol, la estatal petrolera, se prepara para moverse con más recursos en sus manos en medio de un país que no tiene reservas para más allá de los próximos siete años.