Ecopetrol financiaría las concesiones viales

El Gobierno no descarta enajenar una parte de la petrolera con el fin de proveer recursos para obras de infraestructura. Minhacienda sostiene que hay dinero para las carreteras de cuarta generación.

Para la ANIF, no sólo Ecopetrol puede ser vendida. ISA, la Empresa de Energía de Bogotá e Isagén podrían enajenarse para financiar la infraestructura. / Óscar Pérez

Tras el aplazamiento hasta por un año de la venta del 57,6% que tiene el Estado en la generadora energética Isagén, las miradas están puestas sobre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, ya que la construcción de las concesiones viales de cuarta generación (que necesita recursos por casi $50 billones) requerirá de varias fuentes de financiación por parte del Estado. Una opción que no descarta el Gobierno es poner en marcha la enajenación de una porción de la estatal petrolera Ecopetrol.

Y aunque el presidente Santos sostuvo que la suspensión de la venta de la parte de Isagén —por la que se estimaba que se recibirían $5 billones— no afectará la ejecución de las obras de infraestructura, explicó que “podemos reemplazar el día de mañana esta financiación por otra”.

Asimismo, el vicepresidente, Germán Vargas Lleras, sostuvo en Blu Radio que el Ejecutivo no descarta usar a Ecopetrol como mecanismo para financiar la infraestructura. Es por esto que hoy revisará con los ministros de Hacienda, Transporte y Vivienda cuáles van a ser las fuentes que proveerán de recursos los proyectos viales de cuarta generación (el primer bloque de nueve obras necesita cerca de $15 billones).

Por lo pronto, y antes de que se llegue a tomar una decisión al respecto, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, sostiene que los volúmenes de recursos grandes se requieren en 2015, 2016 y los años siguientes: “La Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) tiene munición para un tiempo, tiene con qué arrancar. Le alcanza para comenzar, de manera que el programa de las vías 4G puede seguir”.

Sergio Clavijo, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), dijo que desde 2009 el organismo ha venido recomendando que se realice esa enajenación petrolera. “De lo contrario, el financiamiento de la infraestructura de Colombia resultará insuficiente. Además, la cuña que representa la aplicación de la Regla Fiscal constituye un impedimento para lograrlo”.

Los recursos derivados de las privatizaciones, desde la perspectiva de Clavijo, pueden ser manejados por debajo de la línea contable. “Ello les daría un impulso a las obras publicas y a la atención de tantos compromisos que se han adquirido en materia de vigencias futuras. Colombia requiere sustituir activos energéticos por activos de infraestructura si quiere aprovechar las oportunidades que nos brindan los acuerdos de libre comercio”.

De acuerdo con un reciente documento de la ANIF, el potencial que tiene la petrolera para cambiar “activos energéticos por los de infraestructura es el más importante, hablándose de que el remanente 8%, respecto del total del 20% aprobado por la Ley 1118 de 2006 (10% en capitalización y 10% en enajenación), bien podría representar unos $13 billones (US$6.600 millones)”.

Asimismo, el organismo explica que una posibilidad que puede contemplar el Gobierno es que la enajenación no se haga “a través de las acciones de Ecopetrol” sino mediante una de sus filiales, como Cenit, que vale cerca de $2 billones.

Ángel Custodio Cabrera, senador de la República, explicó que el Gobierno ya tiene, legalmente hablando, facultades para enajenar una porción de Ecopetrol. Sin embargo señaló: “Me parece que hay que hacer un análisis muy delicado, porque vender parte de las acciones de Ecopetrol en un momento que no es el mejor para la industria petrolera, es delicado. Hoy no es el mejor momento para esa decisión”.

Cabrera agregó que la mejor manera de conseguir la financiación de estos proyectos es logrando un mayor recaudo tributario para que los activos que tiene la Nación no tengan que ser vendidos.

En opinión del exsenador Juan Mario Laserna, poner a la venta Ecopetrol no es “muy viable” en este momento, ya que existe mucha incertidumbre alrededor de la compañía. “La acción está en $3.600. Con esa volatilidad es muy complicado ponerle un precio mínimo. No veo necesario vender activos para financiar las carreteras, ya que se pueden financiar a través de la Financiera de Desarrollo Territorial (FDN). También, el Gobierno puede contar con la opción de emitir deuda”.

Sin embargo, para la ANIF, no sólo Ecopetrol puede ser vendida para financiar la infraestructura. Cálculos de ese organismo indican que hay activos como ISA, la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) e Isagén, equivalentes a 5,2% del Producto Interno Bruto, que pueden enajenarse y destinarse a la infraestructura.

 

 

[email protected]

@hector_sandoval

Temas relacionados

 

últimas noticias