Ecuador prohíbe bitcoin y planea moneda digital propia

La medida es consecuente con un rechazo generalizado a la criptodivisa.

Este jueves la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó el nuevo Código Monetario de ese país. La reforma había generado polémica por incluir temas como la implementación de una moneda digital. Con el visto bueno del legislativo, en el país vecino se prohíbe el uso de bitcoin, que mundialmente es la más popular y criticada por muchos gobiernos y autoridades financieras.

La reforma ecuatoriana sienta las bases para desplegar una moneda electrónica nacional, que tenga el respaldo de activos líquidos del Banco Central de Ecuador. La decisión de rechazar la controversial bitcoin, que funciona con una estructura colectiva, va en el mismo sentido de varios gobiernos y organizaciones que se han pronunciado en contra por su falta de soporte.

A comienzos de este mes, la Autoridad Bancaria Europea se dirigió al Consejo de la Unión Europea, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo y les pidió “desincentivar que las entidades financieras compren, acumulen o vendan monedas virtuales mientras no haya un régimen regulatorio en vigor", según informó El País de España.

En Argentina, el gobierno ha arremetido en repetidas ocasiones contra la bitcoin, para desmotivar el éxito de la moneda electrónica en un país sobre el que recae un largo historial de inflación e hiperinflación. Bitcoin se controla colectivamente y funciona a través de algoritmos.

Estados Unidos ha sido una excepción a la regla. El estado de California, hace menos de un mes, levantó la restricción al uso de la criptodivisa. El proyecto de ley que se aprobó reconoce “varias formas de monedas alternativas, como las digitales” para compras y transacciones.

En Colombia, transar con bitcoin es ilegal porque no está regulado y porque “la única unidad monetaria y de cuenta en Colombia es el peso”, según el Banco de la República. La Superintendencia Financiera, asimismo, a principios de este año, emitió una circular en la que advertía los riesgos de hacer uso de la criptodivisa. “(Los bitcoins) no se encuentran respaldados por activos físicos, por un banco central, ni por los activos o reservas de dicha autoridad, por lo que el valor de intercambio de las mismas podría reducirse drásticamente incluso a llegar a cero”, decía el documento.

Por su parte, la comunidad de bitcoin acepta la volatilidad de la moneda, pero resalta que la confianza en la criptodivisa viene de que justamente nadie la controla. “Es abierta y descentralizada”, se lee en el sitio Bitcoin.org. “Bitcoin es tan virtual como las tarjetas de crédito y las redes bancarias que la gente usa cada día”. 

Temas relacionados