Ecuador ya está cobrando el arancel a textileros colombianos

El impuesto del 21% nos deja en desventaja frente a otros mercados, asegura el presidente ejecutivo de Inexmoda. Advierte, además, que empresarios nacionales están pensando en radicarse en el vecino país.

Si se mantiene el arancel, hay casos de textileros colombianos que se trasladarán a Ecuador y desde allí atenderán su mercado original, Colombia. / Nelson Sierra

La próxima semana se inicia la versión 27 de Colombiatex de las Américas, con expectativas de negocio que promedian los US$260 millones. Además, de los 584 compradores internacionales de 373 empresas que visitarán la feria, 270 son ecuatorianos, siendo la delegación más grande de los 27 países que asistirán. Pero en el ambiente hay una preocupación latente por los negocios que puedan concretarse, pues todo cambió desde que el gobierno de Rafael Correa impuso a los empresarios colombianos un arancel del 21% para sus productos cada vez que quieran entrar a su país.

Según explicó Carlos Mario Correa, director de Procolombia para Antioquia, “el Ministerio de Comercio es consciente de la importancia del mercado ecuatoriano, por eso seguimos haciendo un esfuerzo grande en traer compradores. La ministra estuvo sentada la semana pasada con el ministro ecuatoriano y esperamos que en los próximos días haya una definición que sea en beneficio de las exportaciones colombianas y los empresarios colombianos”.

Pero la realidad es que 21% es una cifra alta, muy alta. Según Carlos Eduardo Botero, presidente ejecutivo de Inexmoda, se supone que existe una tabla para cobrar ese impuesto dependiendo del producto; sin embargo, esto en la práctica no se está cumpliendo, pues denunció que textileros le han confirmado que “desde el pasado viernes les están cobrando ya el 21% por la exportación de productos de índigo, de telas, a ese país, y supuestamente estamos en proceso de llegar a acuerdos”. Señaló además que le preocupa que Colombia esté en desventaja competitiva con otros países como Perú, que sólo paga el 7%, o el gigante de la producción que es China, que paga menos que Colombia, con 20%.

Las negociaciones que se adelantan entre los dos países buscan reducir el arancel. Colombia aspira a llegar a un acuerdo que esté por el orden del 7%, tal como sucede con Perú. “El gobierno ecuatoriano habló del 17% de devaluación, y nosotros de un 7%. Queremos llegar a un arreglo que sea válido para los dos. Esperemos que la próxima semana la ministra nos pueda contar la decisión a la que llegaron”, explicó Correa.

El año pasado, el sector textil exportó a Ecuador US$150 millones, los mismos que según Inexmoda hoy están en riesgo por los aranceles. Carlos Eduardo Botero fue más allá y aseguró que hay empresarios que le han manifestado su intención de trasladar sus inversiones al vecino país. “Un industrial no se acaba, simplemente se traslada. Hemos visto esta semana cómo disminuyó la inversión extranjera en nuestro país el año pasado, con mensajes asociados a una reforma tributaria totalmente inconveniente, estamos anunciando otra reforma y esos mensajes de inestabilidad son complicados. La situación es de cautela para el año 2015. Podría suceder que empresas colombianas migren a Ecuador. Estamos muy cerquita y desde allí pueden atender el mercado colombiano”, explicó.

Tanto Procolombia como Inexmoda aseguraron que es importante explorar otros mercados, mirar a EE.UU., Canadá y México como oportunidades importantes de negocios, siendo mercados más estables, más grandes y con quienes se tienen tratados de libre comercio. Precisamente en Colombiatex, estas delegaciones, junto a la de Costa Rica, son algunas de las más nutridas del total de países que estarán presentes entre el 27 y el 29 de enero en Plaza Mayor de Medellín. “Hoy tenemos una industria mucho más competitiva, con productos con mayor valor agregado que perfectamente podrían atender de manera mucho más amplia esos mercados”, concluyó Botero.

Diálogos desde Bogotá con Quito

Ayer se llevó a cabo en Bogotá una reunión entre la delegación ecuatoriana, encabezada por el viceministro de Comercio de ese país, y funcionarios del Ministerio de Comercio de Colombia, en la que se esperaba lograr un acuerdo para reducir o eliminar las normas técnicas de exportación exigidas por el país vecino.
Las barreras no arancelarias impuestas por Ecuador han afectado a los empresarios locales, al punto de que la colocación de productos nacionales en este país se redujo, según cifras del Ministerio de Comercio, 7% en los últimos doce meses.

Al cierre de esta edición no se conocía ningún acuerdo entre las partes. Sin embargo, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que “estamos en contacto para flexibilizar las medidas, consensuar, pero Ecuador tiene el derecho de proteger su economía como lo hacen Colombia y Perú con la depreciación de sus monedas”.