¿EE.UU. amenazado por marcas chinas?

Un comité de inteligencia del Congreso dijo que dos compañías de telecomunicaciones chinas son una amenaza a la seguridad nacional, y aseguró que sus redes instaladas en los Estados Unidos podrían ser prendidas a distancia para enviar datos a China.

Según el Congreso de Estados Unidos, ZTE y Huawei amenazan su seguridad nacional.  / AFP
Según el Congreso de Estados Unidos, ZTE y Huawei amenazan su seguridad nacional. / AFP

Sin embargo, el demócrata más antiguo en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes insinuó que si Beijing “abandona el ciberespionaje”, dejaría de oponerse a las dos compañías: Huawei y ZTE, y que se podría facilitar su negociación en los Estados Unidos.

“Esto no es proteccionismo comercial enmascarado como seguridad nacional”, dijo Dutch Ruppersberger, un congresista de Maryland.

Huawei, el segundo vendedor más grande de equipos de redes, y ZTE, ambos con sede cerca a Hong Kong, se describen a sí mismos como entidades privadas, y la mayoría de sus acciones pertenecen a sus empleados.

Sin embargo, el comité concluyó que “no son compañías privadas” y que Huawei, en particular, tenía más lazos con las fuerzas armadas de China, el Ejército Popular de Liberación (EPL), de los que admitía.

“El comité recibió documentación interna de Huawei por parte de ex empleados de la empresa que muestran cómo la firma le ofrece servicios de redes especiales a una entidad que el empleado cree que se trata de una unidad élite de ciberguerra dentro del EPL”, dijo el informe.

Esta afirmación probablemente le dé más impulso a quienes acusan a Huawei de ser un agente del gobierno y del ejército chino, que busca debilitar puntos vitales de la infraestructura occidental y hacerla vulnerable a sus ataques.

Huawei ha rechazado durante mucho tiempo estas sospechas, que en parte provienen del hecho que Ren Zhengfei, su fundador y presidente, en algún momento hizo parte del EPL. El comité dijo que había más pruebas en el apéndice clasificado del informe.

Mike Rogers, un republicano que es el presidente del comité, también dijo que las compañías habían roto la promesa de proveer información al comité sobre la función precisa de sus comités internos del Partido Comunista.

Los alegatos específicos del informe contra Huawei añadirán más obstáculos al intento por entrar al mercado de Estados Unidos. La oposición parece más fuerte en la comunidad de quienes trabajan en inteligencia en Estados Unidos, que presentaron las pruebas al comité.

Rogers también citó información que proveyeron “nuestros amigos” en Australia y el Reino Unido, que han obstaculizado la expansión de Huawei.

Temas relacionados

 

últimas noticias