EE.UU. crece con modestia

La llegada de la austeridad a EE.UU. condujo a un decepcionante crecimiento anualizado de 2,5% en el primer trimestre de 2013, mientras que la producción resultaba afectada por una caída en el gasto de defensa federal.

Las cifras sugieren que los recortes generalizados en el gasto del Gobierno, que son conocidos como “el secuestro”, están atrapando a la economía en un patrón estable pero mediocre de expansión, a pesar de la mejora en el mercado inmobiliario.

Las cifras de crecimiento se publicaron al tiempo que el Congreso daba su primer paso para atajar el secuestro, con un voto cuya intención es detener los despidos temporales de los controladores aéreos, que han llevado a un aumento en las demoras de los vuelos durante esta semana en todo el país.

En el primer trimestre las ventas finales a los compradores domésticos (medida que elimina las exportaciones y los inventarios para dar un buen indicador de la demanda subyacente en la economía) tuvieron un modesto aumento del 1,9% en comparación al 1,5% del cuarto trimestre de 2012. “En general fue un poco decepcionante. Da la impresión de que el impulso se ha debilitado un poco”, dijo Mike Materasso, vicepresidente de la firma de administración de inversiones Franklin Templeton.

“Es probable que la contracción en la defensa federal y otros gastos, al menos en parte, refleje la puesta en práctica del secuestro”, escribió Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Presidencia, en el blog de la Casa Blanca. Los recortes en seguridad le quitaron 0,6 puntos porcentuales al crecimiento total de EE.UU.

Temas relacionados

 

últimas noticias