EE.UU.: desempleo bajó en enero, pero creación de empleo decepciona

El desempleo continuó reduciéndose, bajando 0,1 punto porcentual, situándose en 6,6% en enero.

Los datos de empleo de enero en Estados Unidos muestran un mercado laboral poco dinámico, con una recuperación decepcionante de la creación de empleo, aunque la tasa de desempleo bajó levemente.

El desempleo continuó reduciéndose, bajando 0,1 punto porcentual, situándose en 6,6% en enero, con relación a diciembre, según el informe oficial del departamento de Trabajo publicado el viernes.

La creación de empleos subió a 113.000 puestos respecto a un mes de diciembre ultra decepcionante. Pero esta cifra está lejos de las expectativas de los analistas, que esperaban 175.000 nuevas contrataciones netas y principalmente muy por debajo del promedio mensual de 2013, cuando la economía estadounidense había creado 194.000 puestos mensuales, lo que permitió que la tasa de desempleo cayera 1,3 puntos en un año.

"El informe muestra tanto los avances registrados como los desafíos que enfrentamos", subrayó la Casa Blanca en un comunicado en el que llama al Congreso a renovar el pago del subsidio a los desempleados de larga data.

Los analistas estaban en general decepcionados por una baja creación de empleo que no se explica esta vez por los problemas climáticos. "El total de personas que no pudieron trabajar a causa del tiempo fue de 262.000, netamente por debajo del promedio de un mes de enero (419.000)", recordó Jennifer Lee de BMO Capital Markets.

En enero, el sector privado creó 142.000 puestos netos, el segundo ritmo mensual más lento en un año y medio, mientras que el gobierno registró uno de sus peores meses en un año, perdiendo 29.000 funcionarios.

El economista independiente Joel Naroff constató que "la creación de empleos fue mejor que en diciembre (75.000) pero estuvo lejos de lo que se necesita".

Pese a este tímido crecimiento de las contrataciones, la tasa de desempleo descendió 0,1 punto porcentual, a 6,6% -el nivel más bajo desde octubre de 2008- cuando los analistas esperaban que se mantuviera estable en 6,7%.

Resultados mixtos

Otra buena sorpresa: parecería que este mes la variación de la población activa, de la que se excluye a los desempleados desalentados que abandonan la búsqueda de un trabajo, saliendo de las estadísticas de desempleo, haya influido significativamente sobre el índice.

En enero por el contrario, aunque se mantiene en niveles históricamente bajos, la tasa de participación en la fuerza de trabajo aumentó levemente (+O,2 punto porcentual) subrayó el presidente del grupo de economistas de la Casa Blanca Jason Furman, en un comunicado.

El informe del departamento de Trabajo sobre empleo se confecciona en base a dos investigaciones de fuentes estadísticas diferentes, lo que explica las dicotomías que surgen algunas veces.

Los analistas notan que en 6,6% la tasa de desempleo se acerca al nivel de 6,5% utilizado por la Reserva Federal (Fed) para decidir un eventual incremento de las tasas de interés.

Algunos piensan que luego de haber afirmado que las tasas básicas se mantendrían cerca de cero "bastante después" que la tasa de desempleo descienda de 6,5%, la Fed deberá insistir sobre ese punto.

"Se hace urgente un ajuste de declaraciones de orientación monetaria", declaró Harm Bandholz, d'UniCredit Economics.

El analista recordó las declaraciones de un dirigente de la Fed, Dennis Lockhart, quien el miércoles subrayó que "a medida que nos acercamos a la tasa de 6,5% y todavía más si la superamos, es razonable esperar una revisión de la orientación monetaria de la Fed".

Mientras tanto, este informe ambiguo sobre empleo no debería implicar un cambio de rumbo de la Fed, que comenzó a reducir sus inyecciones de liquidez, según la mayoría de los analistas.

"Existe una clara mayoría en el Comité monetario (FOMC) para continuar reduciendo el apoyo monetario", es decir reducir las compras de activos de deuda pública destinadas a sostener la reactivación, dijo Harm Bandholz.

"La Fed continuará retirando lentamente su apoyo", concordó Jennifer Lee, de BMO.

En su próxima reunión, bajo la dirección de su nueva presidenta, Janet Yellen el 18 y 19 de marzo, el FOMC ya contará con los datos de empleo de febrero.