En EE.UU. empresas optan por dar incentivos antes que subir salarios

Tras la crisis económica en Estados Unidos, firmas norteamericanas dan otro tipo de incentivos a sus empleados. Membresía de gimnasios y seguros de salud para mascotas, algunos de ellos.

Bloomberg News

El aumento anual de los salarios en Estados Unidos cada vez más va quedando en el pasado. Ante la crisis que sufrió el país del norte, las empresas han creado maneras creativas de compensar a los trabajadores.

Mientras bajan los egresos por este concepto, se elevan los gastos en beneficios para mejorar la salud y ocio pagado. Entre los regalos para los empleados están membresías para asistir a gimnasios, subsidios de transporte e, incluso, seguros de salud para las mascotas.

Datos del Gobierno demuestran que los presupuestos para prestaciones están aumentando por encima del alza en los salarios. Las empresas dicen que los ‘Millenials’ prefieren mayor flexibilidad en el corto plazo, en este sentido, sobre la seguridad financiera en el largo. Gracias a esta nueva dinámica, los jefes pueden recompensar a los mejores empleados, sin necesidad de aumentar los costos de la compañía.

“Ha habido un cambio sistémico”, dijo Gary Burnison, el director ejecutivo de Korn Ferry, una firma cazatalentos. “Y creo que ello ha aumentado el interés por la búsqueda del reloj de oro (los lujos)”.

La disminución de los aumentos salariales podría ayudar a explicar la lenta recuperación de la economía en América. El crecimiento de ingresos promedio, por hora, para los trabajadores se ha quedado estancado en cerca del 2% en los últimos cinco años, incluso después de la rápida caída del desempleo y el aumento en la contratación visto en los últimos 18 meses.

Es una de las principales razones por las que muchos estadounidenses sienten que la recuperación sigue siendo evasiva, como los salarios estancados se traducen en aumento de la renta y de aspectos como la matrícula universitaria, que representan una gran parte del presupuesto familiar. Los economistas están divididos sobre si este nuevo sueldo 'miserable' es la nueva normalidad o un signo de debilidad subyacente en el mercado laboral, especialmente entre las personas con empleos de salarios relativamente bajos.

Pero los salarios no dicen toda la historia, sostienen algunos economistas. Aumentar las compensaciones para los trabajadores es uno de los caminos que deberían tomar los americanos, en especial frente a los trabajos más calificados ya que estos vienen con mayores beneficios.

Cifras del Gobierno evidencian que el gasto en prestaciones ha aumentado un 16% desde 2004, en comparación con el 2% en los salarios, después del ajuste hecho por inflación. Algunos de los datos reflejan que las empresas han tenido mayores gastos en atención médica. Pero también incluye aspectos como bonos y vacaciones. Y dicho todo esto, los beneficios alcanzan el 31,6% de la remuneración total de los trabajadores, una proporción que ha aumentado constantemente en la última década.

Lea la historia aquí

 

Temas relacionados