EE.UU. liderará el crecimiento global en 2015, según el Foro Económico Mundial

Estados Unidos liderará la actividad económica global en 2015, con una tasa de crecimiento del 3,4 %, según dijeron los expertos reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos.

AFP

 En uno de los últimos debates sobre la situación económica global, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, se mostró muy optimista respecto a la robustez del crecimiento de la economía estadounidense, "que va a liderar el crecimiento global".

El subdirector gerente del Fondo Monetario Interanacional (FMI), Min Zhu, pronosticó que EEUU crecerá un 3,4 %, impulsado por el consumo privado y un poco por el gasto público, pero señaló que la inversión es todavía débil en comparación con 2007.

Advirtió de los riesgos que crea "la ilusión de la liquidez" en el mercado financiero.

Kuroda pronosticó que la economía japonesa crecerá este año un 2 %.

El miembro francés del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Benoit Coeuré, dijo que "efectivamente la economía de EEUU será fuerte, más fuerte que la de la zona del euro", pero asimismo añadió que se espera que el entorno financiero siga en forma.

Coeuré explicó que estaba claro que era el momento de hacer algo frente al debilitamiento de las previsiones de inflación, al ser preguntado por los nuevos estímulos monetarios que ha aprobado la entidad monetaria. "Los últimos días la única discusión era cómo hacerlo", explicó Coeuré.

El mercado emergente se ralentiza gradualmente desde hace dos años pero en los últimos veinte años se han producido cambios fundamentales y ahora representa la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) global, según el subdirector gerente del FMI.

El primer ministro chino, Li Keqiang, pronosticó en su intervención en el Foro Económico Mundial que China crecerá este año un 7 %.

Los expertos pronosticaron que el bajo precio del petróleo va a presionar a la baja a la inflación y, en este sentido, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que es responsabilidad y deseo de la banca central llevar las tasas de aumentos de los precios al nivel objetivo.