"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

EE.UU., tras un acuerdo con Asia

El cierre del gobierno estadounidense puso en aprietos la agenda comercial del presidente Barack Obama con los 11 miembros de la Alianza Trans Pacífico.

Los altos funcionarios de Estados Unidos están luchando por convencer a los otros 11 miembros de la Alianza Trans Pacífico (ATP) de que pueden completar el ambicioso acuerdo comercial este año, a pesar de que el presidente Barack Obama no llegó a las conversaciones claves a causa del cierre del gobierno.

Al hablar al margen del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (Apec, por sus siglas en inglés), Penny Pritzker, secretario de Comercio de Estados Unidos, dijo ayer que las negociaciones estaban procediendo sin Obama y que, mientras que el cierre “genera demoras para lograr que sigamos atendiendo los negocios en Estados Unidos, no creo que afecte las conversaciones de la ATP”.

Al asistir a la reunión Apec y la próxima Cumbre del Oriente Asiático en lugar de Obama, John Kerry, el secretario de Estado, intentó el sábado asegurarles a los “amigos y enemigos” que el cierre era un “episodio momentáneo”, que no afectaría la posición de Estados Unidos como la principal superpotencia o su compromiso con reenfocar su política externa con respecto a Asia.

Sin embargo, los diplomáticos e inversionistas no se vieron convencidos, al decir que la ausencia de Obama en las conversaciones con los líderes de otras naciones ATP en Bali detendría el progreso y afectaría el “giro” de Estados Unidos hacia Asia.

“Preferimos un gobierno de Estados Unidos que esté trabajando, que uno que no lo esté haciendo, y preferimos un presidente de EE.UU. que sea capaz de viajar y cumplir con sus obligaciones internacionales, que uno preocupado por sus asuntos domésticos”, les dijo Lee Hsien Loong, un aliado clave de Estados Unidos, a los líderes empresariales en la reunión Apec.

La ATP, que debería reducir las barreras comerciales a lo largo de una amplia gama de sectores en los 12 países Asia-Pacífico que representan el 60% de la economía mundial, es una de las principales columnas de la agenda del segundo período de la administración Obama.

El presidente de los Estados Unidos ha estado presionando a sus propios negociadores y a los otros gobiernos que participan para llegar a un acuerdo con respecto a la ATP para el fin de año, pero las negociaciones se han visto detenidas por temas nacionales sensibles, desde los temores de los fabricantes de calzado por la competencia de Vietnam, hasta las preocupaciones de Malasia por abrir la contratación pública.

Temas relacionados