El 68% de hogares no aporta a protección social

Estudio de la UGPP reveló las razones para que las contribuciones al sistema que se omiten sumen $15 billones.

El recaudo total para el sistema en 2013 fue de $44,6 billones. / Archivo

¿Piensa usted en su vejez o en la posibilidad de enfermarse tanto como para no poder trabajar? ¿Es consciente de que lo que hace u omite puede afectar a los demás o de que saltarse una norma por su bien individual o el de su empresa daña a todos, incluyendo su familia?

Si la respuesta es sí, usted comparte la mentalidad de la minoría de hogares y una parte de las empresas que hacen sus aportes parafiscales y a seguridad social como lo dicta la ley.

Según la Unidad de Gestión de Pensiones y Parafiscales (UGPP), de 2’400.000 hogares colombianos que tienen más de un obligado con el sistema, 1’600.000 son evasores. El problema tiene tres afluentes: razones culturales, de control y estructurales.

Las primeras tienen que ver justamente con todas aquellas personas que se sienten jóvenes y en buen estado de salud y que, por lo tanto, no ven la necesidad de aportar para salud o la pensión del futuro. La cifra es escandalosa. De todos los colombianos que están en edad de disfrutar una pensión, solo el 30% lo hace.

Por otro lado, los empleadores que evaden o los empleados que negocian sus aportes no son conscientes del beneficio social que significan las contribuciones para todo el sistema. “Hay que eliminar la cuestión de la individualidad”, dijo Gloria Inés Cortés, directora general de la UGPP.

Los motivos de control, por su parte, se refieren a la capacidad de detección y posteriores sanciones a los evasores. La UGPP asegura tener más de un millón de acciones de sensibilización, persuasivas y de fiscalización en 30 de los 32 departamentos del país.

Las razones estructurales, es decir, las características y normas propias del sistema, de acuerdo con la UGPP, son otro factor y la puerta para incurrir en todo tipo de evasión.

Por ejemplo, en un hogar donde marido y mujer ganan más de un salario mínimo, ambos deberían aportar. Sin embargo, la constante es que uno de los dos sea beneficiario del otro. Por esa razón, el 47% de los 2’400.000 de familias con más de un obligado cumple a medias. El 21% son omisos completamente.

En 2013, el recaudo total para la protección social fue de $44,6 billones. Las evasiones sumaron cerca de $15 billones. En este panorama, la situación de los independientes es la más preocupante. De ellos, 82% no hace los aportes que debería. De estos, el 8% gana más de cinco salarios mínimos. “Están atentando contra su propio disfrute”, agregó Cortés.

“La gente toma la decisión de no aportar en salud para terminar no aportando en pensiones. Esa es la realidad”, según la directora de la UGPP. Por esa razón, lo que más se evade son pensiones, con 35%; salud, con 25%; riesgos profesionales, con 19%, y cajas de compensación, con 4%.

En cuanto a las empresas, de una muestra de 200.000, unas 56.000, que tienen entre 10 y 50 empleados, no cumplen con los parafiscales.

La principal razón para evadir en las grandes es la inexactitud en los montos, es decir, se aporta, pero no la cifra que debería ser. En las medianas empresas, el incumplimiento es por mora. En las pequeñas y microempresas el principal motivo es la informalidad de la vinculación de los empleados.

La UGPP insiste en que lo que se debe promover es “la cultura del cumplimiento”. Por esa razón, es sorprendente que a partir de la muestra recogida, las instituciones educativas, incluyendo educación superior, son de las que más evaden parafiscales. Al grupo se suma el sector construcción y vigilancia.

 

 

[email protected]

@alejandra_mdn