El abecé del gobierno corporativo

En las empresas, la ejecución de buenas prácticas mejora la imagen, y en el país, aumenta las posibilidades de inversión extranjera directa.

Las empresas con mejores resultados tienen buenas prácticas de gobierno corporativo. / istock

Enron Corporation, una afamada empresa de Estados Unidos, se dedicaba a producir y comercializar energía. Era un gran intermediario en el mercado, pero tomó enormes riesgos financieros. En el año 2001 se declaró en bancarrota y protagonizó un escándalo que hoy en las escuelas de negocios de todo el mundo es objeto de estudio. El presidente de la organización, en esa época, Jeffrey Skilling, infló las utilidades y les hizo creer a la junta directiva y otros actores involucrados con la organización que los procesos transitaban correctamente y que eran una empresa saludable, cuando realmente estaba al borde de la quiebra. La falta de transparencia en la información financiera, los actos de corrupción, el beneficio personal y no el colectivo, fueron las malas prácticas de gobierno corporativo que ejerció Skilling y que ocasionaron el despido de 21.000 personas en más de 40 países y la pérdida de la confianza de muchos ciudadanos sobre cómo se manejan realmente la empresas en el mundo. (Lea: Aprendimos lecciones con el caso Interbolsa)

En este contexto, se pensó en reforzar las buenas prácticas y el concepto de gobierno corporativo para recuperar la confianza y trabajar por empresas que trasciendan en el tiempo. Colombia no es ajena al tema, desde comienzos de este siglo se viene trabajando entre el sector privado, público y la academia con un objetivo ambicioso: difundir, promover y hacer entender que las buenas prácticas son el mejor camino para generar valor y estar en mercados mundiales. Por eso, El Espectador, de la mano de varios expertos, le ofrece esta guía de cómo funciona el gobierno corporativo.

¿Qué es?
Es un conjunto de prácticas que se implementan para administrar adecuadamente una empresa. La estructura  la distribución de los derechos y responsabilidades, en la alta gerencia, entre los diferentes actores de la empresa, tales como: las juntas directivas, gerentes, accionistas, relacionamiento con la comunidad y el trato equitativo con otros grupos económicos que mantengan relaciones con la empresa.

¿Cómo funciona?
Provee una estructura a través de la cual se establecen los objetivos de la empresa, los medios para alcanzarlos, la manera de hacerle un seguimiento para el logro de los objetivos y las buenas prácticas.

¿Para qué sirve?
Para mitigar conflictos de intereses y exposición a riesgos o pérdidas como malos manejos. Permite mitigar malas prácticas como el fraude y la corrupción.

¿Por qué es importante?
Contribuye al desarrollo de los mercados de capitales; mejora la reputación de la empresa y da confianza para atraer inversión extranjera directa. En Colombia estas prácticas son más comunes y están más desarrolladas para las entidades listadas en la Bolsa de Valores. Pero en los últimos años se ha tratado de alentar su implementación en empresas de familia, microempresas o medianas empresas.

¿Cómo impacta en la rentabilidad de la empresa?
El gobierno corporativo permite estructurar empresas sostenibles a largo plazo, que trasciendan en el tiempo. Que las estrategias y decisiones que se tomen sean de manera consensuada y en pro del interés colectivo, el beneficio de la empresa y la sociedad y no el personal.

¿Por qué es un tema de autorregulación?
El Estado propone una normatividad para tratar de alinear y crear un lenguaje común entre emisores y grandes compañías. Contamos con buenas medidas, pero el desafío ahora es el cumplimiento de las normas existentes y su fortalecimiento. Además, no importa la cantidad de leyes, sino que las empresas estén comprometidas a darle cumplimiento a esta normatividad.

¿Cuándo falla el gobierno corporativo y cómo afecta a la sociedad?
Cuando se esconde información valiosa para la empresa y sus gerentes prefieren seguir intereses personales y no colectivos. El gran perdedor en primer lugar es la empresa que daña su reputación, los inversionistas que inyectaron capital, los proveedores y empleados de la empresa que pueden quedar sin trabajo. Si no hay transparencia y confianza, seguramente ninguna persona va a querer invertir en Colombia.

¿Cuáles son los retos para las empresas colombianas en este frente?
Crear conciencia y capacitar a los propietarios, directores y equipo de alta gerencia en lo que significa y para qué sirven las buenas prácticas de gobierno corporativo. Mostrar que la adopción de buenas prácticas de manera voluntaria es un camino para diferenciarse de la competencia y avanzar hacia estándares internacionales. 

* Con la colaboración de: María Andrea Trujillo Dávila, Alexánder Guzmán Vásquez, docentes e investigadores del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del CESA; José Vargas Caicedo, docente e investigador de gobierno corporativo y empresas familiares de la Universidad  Externado, y Julián Domínguez, presidente de Confecámaras.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Claves para aumentar la empleabilidad