"El actual PIC tiene mal diseño"

La comisión cafetera que lidera el excodirector del Banco de la República Juan José Echavarría, y que fue anunciada por el presidente Juan Manuel Santos.

Juan José Echavarría está liderando la comisión cafetera desde febrero de este año por designación del presidente Juan Manuel Santos. / Andrés Torres

Tras el paro campesino del primer trimestre, dejó claro que durante el Congreso Cafetero que se hará a finales de este mes todavía no presentará las recomendaciones de los expertos que conforman este grupo y que están enfocadas en la competitividad de un sector que trata de salir de la crisis.

Sin embargo, el director de la comisión, conformada por nueve expertos (entre los que se encuentran el expresidente de Grupo Éxito, Gonzalo Restrepo; y el exdirectivo de Starbucks, Dub Hay), manifestó de entrada que en la actual coyuntura cafetera el Programa de Protección al Ingreso Cafetero (PIC), que ya lleva un año de funcionamiento y al que el Gobierno le asignó recursos por $900.000 millones, “está mal diseñado. Hay mucho dinero perdido y no vamos a salir del problema que tenemos con el actual PIC”.

“No puede ser que necesitemos el mismo subsidio o más el próximo año. Necesitamos diseñar un PIC que tenga que ver con ataque a la pobreza absoluta o con productividad para salir de este esquema”, manifestó Echavarría, al tiempo que resaltó que el país no debe temer a apoyos transitorios para algunos sectores. “Quisiera que esta comisión fuera para otros gobiernos”.

Sin embargo, el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz Ortega, en su más reciente entrevista con El Espectador advirtió que la caficultura puede irse a la quiebra si se cierre el ciclo de apoyos. “La recuperación de la rentabilidad no es sólo recuperar la producción. Hay otros factores en los cuales hay que trabajar. Eso no lo pueden hacer solos los cafeteros; toca en compañía del Gobierno, del Congreso, de la política. Si los precios permanecen por la vía que están, desafortunadamente se requerirán auxilios”.

En los nueve meses en los que ha trabajado la comisión, los expertos han estado construyendo 16 documentos que tratan temas críticos del sector, como crédito, rentabilidad, cafés especiales, investigación, tasa de cambio, instituciones gremiales y precios internacionales. Además, se han reunido con los representantes de 12 comités cafeteros para discutir las coyunturas regionales.

Otra de las problemáticas tratadas dentro de la comisión son los altos costos de producción que tiene el país. Según cifras presentadas por Echavarría, producir una tonelada de café en Colombia cuesta cerca de US$2.600, mientras que en el resto de la región el promedio no supera los US$1.700. Además, la productividad se ha estancado durante las últimas dos décadas en un promedio de 15 sacos de 60 kilos por hectárea, mientras que Brasil tiene registros de 24 sacos.