Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 6 horas

¿El Banco de la República subirá su tasa de interés?

A pesar de que la mayoría del mercado espera que la tasa se mantenga en 4,5%, analistas advierte que históricamente el Emisor ha optado por subir su tasa bajo condiciones similares a las actuales.

Banco de la República Archivo

El escenario actual, con un Índice de Precios al Consumidor (IPC) a doce meses de 3,82% junto con la advertencia del fondo de inversiones JP Morgan de que la economía colombiana experimentará una desaceleración al solo crecer 3,3% en 2015, ha vuelto la tarea del Banco de la República más compleja. Por mandato constitucional la misión principal del Emisor es mantener la inflación en su rango base, que actualmente se encuentra entre 2 y 4%.  Además la misma legislación advierte a esta entidad no puede ser indiferente a las coyunturas económicas que acontecen en el país.

Es por esto que la reunión de la Junta del Banco de la República de este viernes podría tomar especial relevancia, pues los miembros de su junta de codirectores tienen tres posibilidades a considerar: bajar la tasa e impulsar el producto de la economía; mantenerla inalterada y dejar que siga fluctuando libremente; o subirla para frenar el fenómeno inflacionista.

De acuerdo con las minutas de la última reunión del Emisor, cinco de sus miembros reconocieron que “el efecto de la devaluación puede inicialmente primar sobre el del menor crecimiento y desviar transitoriamente la inflación objetivo. En la medida que las expectativas permanezcan ancladas a la meta de mediano plazo (3%), este efecto sobre el IPC se desvanecería en el horizonte de política”.

El sondeo realizado por el portal de noticias Bloomberg revela que el consenso dentro del mercado es que el Banco de la República mantendrá la tasa de interés inalterada en 4.5%. No obstante,  el analista de Casa de Bolsa,  Juan David Ballén, explicó que “un posible alza de la tasa de interés no es del todo descabellado. En 2011 gran parte de los indicadores de la economía eran similares a los de ahora, y en ese caso el Emisor optó por subir su tasa”.

Por su parte Ángela González, analista del Banco de Bogotá, indicó que “las recientes presiones inflacionarias se deben a los choques de oferta que la caída de los precios del petróleo y la devaluación del peso provocaron durante el segundo semestre de 2014. Pero la política monetaria no se rige por estos fenómenos, pues algunos codirectores del Banco de la República reconocen que la inflación 12 meses podría superar el 4% en algunos meses de este año, pero aun así, se espera que esto sea un efecto transitorio. Es por esto que todo indica que el Emisor optará por dejar la tasa de referencia en 4,5% durante todo el 2015”.

Además, “la inflación que vigila el Emisor, como el IPC que excluye los alimentos, o como la que excluye este rubro y los regulados, se encuentran en 3,20 y 2,96%, respectivamente. Por otro lado las expectativas de incremento del IPC, que son las que se derivan de los títulos deuda pública (TES), tasa fija y tasa UVR, todavía se mantienen ancladas a la meta del Banco de la República”, explicó González.

Frente a ello, Ballén advirtió que “históricamente el mercado suele  subvalorar la inflación cuando está creciente, y en caso contrario, tienden a sobre reaccionar cuando el IPC se encuentra cayendo. Además no se puede ignorar que en 2012, cuando el Emisor subió su tasa, la inflación que excluye a los alimentos se encontraba en 3,13%, un nivel menor al que se experimenta en este momento”.