El buen momento del sector arrocero

Los productores cumplieron de lejos sus metas en nueva área sembrada. Entre los retos está la reducción de costos como el del agua.

/Bloomberg.

El sector arrocero, del que se sustentan unas 500.000 familias en Colombia, vive su mejor momento, por lo menos, de los últimos dos años. El país puede pensar finalmente en llegar a autoabastecerse del cereal e incluso exportarlo. El cultivo cerrará este año con 15 % menos importaciones, cerca de 2,9 millones de toneladas de producción y 540.000 hectáreas sembradas. Al llegar a esa última cifra, los arroceros habrían superado en cerca de 70.000 hectáreas la “promesa” de 100.000 hectáreas nuevas que a partir de 2014 le hicieron al Gobierno Nacional.

De acuerdo con el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria, uno de los principales retos del sector, sin embargo, permanece en aumentar la productividad por hectárea. Según Gaviria, hoy Colombia es el sexto país en el mundo en cuanto a productividad, pero tiene el potencial de ser el cuarto en el escalafón y superar a Indonesia y a Brasil. Para él, una de las claves está en el riego, según afirmó durante el Encuentro Nacional de Presidentes de Comité de Arroceros de Fedearroz.

El DNP afirma que se necesitan cerca de $163.000 millones para solucionar las deficiencias que en el país hay en cuanto a riego: $97.000 millones para rehabilitar los distritos existentes, cerca de $63.000 millones para nuevos distritos de riego y lo restante, para estructuración de proyectos. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, el 20 % de los cultivos se riegan con carrotanque. Gaviria anunció que se está discutiendo la elaboración de un documento Conpes que asegure los recursos. Y por otro lado, llamó la atención de los agricultores para que les exijan a sus alcaldes modernizar los Planes de Ordenamiento Territorial: el 84 % de los POT en municipios arroceros está vencido.

Una de las mayores preocupaciones por las que ha atravesado el sector durante los últimos meses han sido las tarifas de uso de agua, lo cual incluso generó paros en el departamento del Tolima. “La tasa de uso de agua es absurda”, afirmó el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, quien anotó que se está discutiendo con los arroceros y el Ministerio de Ambiente cómo cambiar la tasa de uso de agua establecida por decretos en 2004 y 2005, con lo cual podría haber aumentos de hasta el 2.000 % en la factura del agua en 2017.

Rafael Hernández, presidente de Fedearroz, reconoció las acciones del Gobierno, como no haber permitido la instauración de cero arancel para la importación de arroz y el financiamiento que desde Finagro se le ha dado al sector. Según el dirigente gremial, los arroceros tienen un potencial de producir 10 toneladas por hectárea, una “productividad que nos tiene que llevar a la competitividad y a la reducción de costos. Tenemos que producir una tonelada de arroz por lo menos con costos similares a lo que cuesta traer una tonelada de arroz de Estados Unidos”, afirmó.

 

 

últimas noticias