El calentamiento del salario mínimo

Empiezan las discusiones entre sindicatos y los gremios para definir este ingreso. Centrales obreras piden incrementos de hasta 14 %.

El salario mínimo vigente que ganan más de un millón de trabajadores en Colombia, está en $689.454. / Bloomberg
El salario mínimo vigente que ganan más de un millón de trabajadores en Colombia, está en $689.454. / Bloomberg

Comienza una vez más el dramático ritual anual que esta vez definirá el salario mínimo para 2017. Una serie de reuniones entre gremios empresariales y sindicatos que tan solo ha llevado a cinco acuerdos desde 1996. El resto de las veces, el Gobierno ha tenido que definir el incremento del sueldo básico por medio de un decreto. Y hay pocas esperanzas de que este año se logre un consenso entre las partes, pues factores como la reforma tributaria, el bajo crecimiento económico y una inflación en descenso pero todavía alta, sirven para que cada sector puje a su favor.

La reunión que se realizará este lunes será tan solo un calentamiento para los verdaderos debates, pues no todos han revelado sus cartas. Hay dos variables que faltan por conocerse y que son fundamentales para que tanto los gremios como los sindicatos puedan concretar su propuesta de incremento del salario: inflación y productividad.

En los últimos dos reportes la inflación ha sido negativa, por lo que el país tiene la esperanza de que terminen los episodios de fuertes encarecimientos de la canasta básica que tanto se vivieron a mediados de este año. Las proyecciones del Banco de la República indican que el Índice de Precios al Consumidor terminará el 2016 con un incremento de 6,1 %. Lo cual si bien no es el 8 % del que se hablaba hace unos meses, sigue siendo alto.

Por otro lado, está la productividad. Hace un año, este fue uno de los principales argumentos de los gremios para pedir un incremento moderado del salario mínimo, pues según el Departamento Nacional de Planeación, este indicador fue negativo, resultado de la desaceleración económica. Y dado que en 2016 también se rebajaron las proyecciones del Producto Interno Bruto (PIB), para algunos expertos el indicador también saldrá negativo este año.

Con esta escasa información se efectuará la primera reunión de salario mínimo para 2017. Sin embargo, ya hay quienes se han aventurado a pedir una cifra de incremento. El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Luis Alejandro Pedraza, explicó que “este año pediremos un alza del 14 %. Con esta propuesta, se pretende que el pago mínimo quede en $785.977 (un reajuste de $96.523). Es lo menos que podemos pedir después de ver como el año pasado perjudicaron a los trabajadores al fijar un incremento por debajo de la inflación. Fue una situación que demandamos ante el Consejo de Estado, pero como siempre, la justicia no dio resultado. Y como si no fuera suficiente, los trabajadores colombianos deberán ver sus ingresos reducidos aún más por la reforma tributaria, que quiere subir el IVA y gravar las gaseosas”.

Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), indicó que “vamos a esperar a ver cómo sale el reporte de inflación del mes de noviembre, que publicará este lunes por la noche el DANE, para fijar una cifra. Sin embargo, sabemos que exigiremos un alza por encima del encarecimiento de la canasta básica en 2016, y que a su vez sirva para que los trabajadores puedan recuperar parte del poder adquisitivo que perdieron este año. Además, debe haber espacio para que puedan soportar el choque que se viene por la reforma tributaria”.

Asimismo, la Confederación General del Trabajo (CGT) anunció hace unas semanas que pedirán un alza del sueldo básico de 5 puntos porcentuales por encima de la inflación causada de 2016. Es decir, si la inflación termina el 2016 en 6,1 %, como indica el Banco de la República, la propuesta de incremento del salario mínimo de este sindicato será de 11,1 %.

Por su parte, los gremios empresariales son más reservados sobre la cifra de incremento que defenderán en la mesa de concertación. Por lo general este sector se coordina entre sí para definir una propuesta única. Pero al igual que los sindicatos están preocupados por los efectos de la reforma tributaria: “Habían prometido que era una reforma estructural. Los impuestos para las empresas grandes alcanzan el 70 % de sus utilidades. No es tan interesante hacer negocios en Colombia con este nivel de impuestos”, afirmó Bruce Mac Master, presidente de la Andi, hace unas semanas en el Congreso de la Cámara Colombiana de Infraestructura. Bajo este escenario, los industriales evitarían un alza exagerada en el salario mínimo para cuidar sus finanzas.

Asimismo, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Guillermo Botero, comentó que “por más que se busque mejorar el ambiente de negociación, nos estamos enfrentando a un problema estructural: la reforma tributaria y el bajo crecimiento económico. Por esto no nos atrevemos a revelar una cifra de incremento de salario mínimo sin conocer antes los datos de productividad”.

A pesar de los problemas de parte y parte, ya comenzaron las negociaciones del salario mínimo que hoy está en $689.454. Un sueldo del que dependen más de un millón de colombianos.

últimas noticias