El camino, asignar el espectro

Sebastián Cabello, el gurú de los operadores celulares en Latinoamérica, señala los beneficios de asignar espacios de espectro radioeléctrico en la banda de 700 megahertz.

El Gobierno colombiano tiene como objetivo primordial llegar a 8,8 millones de conexiones de internet en 2014. Pero esta meta (la principal del Plan Vive Digital, piedra angular del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) sólo es viable si, primero, se ejecuta una serie de decisiones estratégicas entre las que sobresale la asignación de espectro radioeléctrico en la banda de 700 megahertz (MHz).


En diálogo con El Espectador, Sebastián Cabello, director para América Latina de GSMA (asociación que agrupa a más de 800 operadores celulares en el mundo), explica los desarrollos que podría conseguir el país de lograr su concesión.


¿Por qué es tan estratégico este proceso?
Es la banda que, por sus características de propagación, permite ofrecer servicios de banda ancha móvil donde aún no se ofrecen, incluso donde todavía no hay conectividad móvil. Es la franja del espectro que puede ayudar a universalizar el acceso a internet.


¿Qué nuevos servicios para los usuarios propiciaría su concesión?
Se pueden desarrollar servicios de cuarta generación (4G), es decir, que implican mayor velocidad en la transferencia de datos y mayor eficiencia en el uso del espectro. Podría haber un sinnúmero de beneficios y aplicaciones desde streaming (transmisión en vivo) de video hasta mayores servicios de eGovernment en áreas como salud móvil, pagos y banca móvil.


¿El país podría esperar grandes inversiones con este proceso?
Hablamos de inversiones de hasta US$1.000 millones que se verían realizadas a través de la compra del espectro, el tendido de redes y la adquisición de bienes productivos, operativos y comerciales que forman parte de la cadena de valor con importantes oportunidades de crecimiento para las pymes. A mayor y mejor conectividad de banda ancha, más productividad desarrollará el país.


¿Cómo cambiaría el panorama de la telefonía móvil con este proceso?
Colombia podría aumentar mucho más la penetración de banda ancha y al menos esperar que donde se prestan hoy servicios móviles de voz exista banda ancha móvil. No es posible llegar a todos lados con la banda ancha fija, y la móvil es la única que puede hacer masiva la conectividad.


¿Cómo percibe la brecha digital en el país?
Es la culpable de que exista una demanda insatisfecha en servicios de internet (48% de la población) y conexiones de banda ancha (21,1% por hogares). Colombia ocupa el décimo puesto en la región en cuanto a penetración de banda ancha, e incrementarla es un pilar clave para cumplir con los objetivos del Gobierno. Si el parque de líneas fijas no crece, la alternativa para seguir creciendo es a través de tecnologías inalámbricas.


¿Qué estrategias se deben adoptar para acortarla?
El plan Vive Digital está muy bien planteado. De una manera realista, el Estado está abocado a reducirla y estimular el desarrollo de la banda ancha fija y móvil. Las licitaciones de espectro programadas por la Agencia Nacional del Espectro y el Ministerio de TIC tienen una meta clara.


Lo importante aquí es que puedan llevarse a cabo tal como se plantean y que otras carteras sigan el ejemplo de estas políticas. Hay bandas de espectro programadas para su licitación que están sucias y requieren de la migración de otros servicios, como los de defensa, taxis o radiodifusión.


¿Cómo se beneficiaría el PIB con el fortalecimiento de la banda ancha móvil?
De realizarse una subasta del espectro de 700 MHz, podría obtenerse una contribución de US$388 millones, que generarían alrededor de 1.500 nuevos puestos de trabajo directos e indirectos.

Temas relacionados