El Canal Uno sí atrae, el tercer canal no

Ángela María Mora Soto, directora de la Agencia Nacional de Televisión, asegura que sí hay torta publicitaria suficiente que les permita a los nuevos jugadores entrar al negocio de la TV.

Por el Canal Uno están pujando nueve interesados. / Archivo
Por el Canal Uno están pujando nueve interesados. / Archivo

¿En tiempos de internet es negocio la televisión tradicional como estamos acostumbrados a verla? ¿Cómo funciona la TV abierta en países similares a Colombia? ¿A quién le llega la plata de la pauta publicitaria en esta millonaria industria? ¿Hay espacio en el país para que un nuevo jugador, un nuevo inversionista, entre a competirles a RCN y Caracol en el mercado del entretenimiento? Pues la misma directora de la Agencia Nacional de Televisión, Ángela María Mora Soto, fue la encargada de despejar las dudas con cifras en mano, después de que se cuestionara si en la era del consumo por web hay quien esté interesado en girar un elevado cheque al Estado con el fin de obtener el espacio necesario para crear un nuevo canal. (Lea: La ANTV depurará la TV por cable)

Paso a paso fue despejando interrogantes y aclarando el ambiente. Detalló que en Brasil, por ejemplo, hay 14 canales de TV abierta; en Ecuador, 9; en España, 8; en Perú se cuentan 5; en Venezuela otros 5, y en Colombia, 2. Entonces se preguntó: ¿Cómo está la concentración? “Hay dos canales para 46 millones de colombianos. En Colombia hay un duopolio de televisión”, manifestó. “En general, el promedio de canales por país es de 6. Por lo tanto, se evidencia la necesidad de nuevos jugadores en el mercado de la Televisión abierta en Colombia”. (Lea: CAN le da la razón a canales privados en disputa por señal HD)

Entonces entró en el terreno publicitario. Aseguró que el negocio de la TV es muy atractivo, porque en 2015 recibió $1,174 billones por concepto de pauta publicitaria, que ha crecido desde 2008 a niveles de 21,5 % en la regional y 28, 5 % en la nacional. Y aunque se reconoció que para 2015 hubo una caída, recordó que la tendencia histórica prueba que el país ha tenido otros años en los que baja y vuelve a recobrar su tendencia al alza. “Si la inversión se mantuviera a 10 años con los niveles de hoy, valdrá más de $11 billones esa pauta publicitaria”. En una cifra más certera, dijo: “US$4.280 millones. Y apuntó: “Creemos que hay cama para más gente. Pueden llegar otros jugadores”.

¿Y qué pasa con internet, que se volvió el coco de la industria televisiva? De acuerdo con el reporte anual de la Federal Communications Commission, las OTT pueden ser consideradas un complemento de la televisión tradicional. “Les genera ingresos adicionales”, apuntó la funcionaria. Se refería, por ejemplo, a modelos como el de Estados Unidos, donde incluso los usuarios han terminado accediendo a las plataformas digitales de los canales, donde hay un pago de por medio. También aparecen allí las alianzas que han sellado los canales por, por dar otro caso, Netflix, quien entrega algunas producciones exclusivas de esos canales a los más de 80 millones de televidentes que tiene en los 130 países donde hace presencia.

Así las cosas, la ANTV envió una serie de mensajes claves: “Colombia está atrasada en el mercado de televisión abierta en comparación con otros países de Latinoamérica y actualmente existen condiciones económicas propicias para la incursión de nuevos actores en el país”. “Existe espacio en el mercado para nuevos actores con perspectivas para un buen e interesante negocio de televisión abierta en Colombia” y “están dadas las condiciones para más opciones que permitan brindarles a los colombianos la televisión que merecen”. Pero, ¿por qué esas claridades hechas por la Agencia?

Resulta que Mora Soto reveló que “con el tercer canal no ha pasado nada porque la primera condición es la inscripción y hoy no hay ninguna persona inscrita nueva que quiera participar. Solamente tenemos a RCN y Caracol, porque su obligación es mantener el registro vigente durante el tiempo de la concesión y hasta que tengamos inscritos no vamos a abrir el tercer canal. Tenemos calculado que hacia el mes de noviembre ya tengamos inscritos para abrir en diciembre, como lo habíamos efectivamente anunciado”.

Y si no hay interesados, ¿por qué el Gobierno cree que en noviembre sí llegarán? Porque en sus cuentas está que la industria de la televisión y sus actores están esperando, primero, ver en qué termina el proceso del Canal Uno, y segundo, que todo indica que ese proceso va viento en popa.

“Con Canal Uno vamos a tiempo, como lo anunciamos, vamos a sacar el pliego de condiciones en su versión de prepliego, que es cuando efectivamente todos los posibles interesados nos mandan observaciones, qué deberíamos quitar, cómo lo deberíamos hacer... Nosotros quisiéramos la primera semana de agosto estar sacando eso para a más tardar en noviembre de este año hacer la adjudicación, teniendo en cuenta que la programación de ese nuevo canal empezará el 1° de mayo de 2017”.

Actualmente hay 9 inscritos (NTC, Cm&, Colombiana, Jorge Barón, Alternativa SA, RT&, Televideo, Sporsat, Programar SA), posibles interesados, clasificados y registrados, que van a pujar por el Canal Uno. “Es la primera condición que pone la ley para abrir cualquier proceso licitatorio. Con eso nos sentimos tranquilos, ya tenemos la valoración del canal, casi todo definido y haciendo unos ajustes para salir en agosto con eso”. Y agregó: “En noviembre ya se sabría quién se queda con Canal Uno. La gente está esperando a que salga primero Canal Uno y luego miran el proceso del tercer canal”.

De acuerdo con Daniel Medina, exministro de TIC, “según la CRC, la penetración de OTT es baja, menor al 2 %, incluido Netflix. Se ve claro que tanto Claro Video, Caracol Play, Win Sport y los demás que son apoyados por los operadores de TV están creciendo bastante bien, incluso Claro Video estaría creciendo por encima de Netflix, según las cifras de Dataxis, consultora especializada en el tema. Entonces si uno ve los números, en el corto plazo serían productos complementarios y ello explicaría la reciente alianza de Tigo con Netflix, que son complementarios y no competencia por lo menos en el corto y mediano plazo”.

Sobre el tercer canal, dijo: “Sin saber cuál es el precio base de la licitación, no creo que ningún interesado vaya a proceder con seriedad, es un negocio complejode grandes inversiones, mientras que el Canal Uno ya está funcionando, tiene sus frecuencias y sí es muy posible que primero sea Canal Uno y, cuando estén las condiciones más claras, vayan por el tercer canal”.

Fuentes cercanas a los canales privados en Colombia dejaron claro que la pauta de televisión abierta nacional viene decreciendo. “El año pasado lo hizo un 4,5 % y en el primer trimestre de este año lo hizo 6,2 %, teniendo en cuenta que en este negocio hay que invertir más recursos para entregar un mejor contenido por el incremento de la competencia, como internet, el cable y las OTT. Ese $1,1 billones no quiere decir que hay cama para tanta gente, porque hoy se compite contra más alternativas, lo que quiere decir que para lograr buenos niveles de audiencia los costos de producción son muy altos”.

Al final, la directora de la ANTV explicó sobre los valores de los canales: “No puedo decir cuánto vale el tercer canal o el Canal Uno, porque eso será parte del proceso, de la calificación que se haga, pero lo que queremos demostrar es que el negocio de la TV sigue siendo muy rentable, que está calculado el impacto de internet (OTT), se ha tenido en cuenta todo para la valoración y así dar un precio justo que se pueda pagar y para que a los colombianos se les pueda garantizar mayor acceso a la TV”.

 

El Espectador hace parte del mismo grupo de medios de Caracol Televisión.

Temas relacionados
últimas noticias

La distorsión del microcrédito