El Canal Uno vale $98.200 millones

El precio de la licitación, que había estado oculto hasta este miércoles, fue superado por la propuesta del consorcio con el valor de $107.000 millones.

Los camiones de la firma Prosegur, encargada de custodiar el precio secreto de la licitación, estaban a las afueras del edificio en donde se citó la audiencia de adjudicación. /Maria Alejandra Medina C.

En medio de una acalorada audiencia de adjudicación del Canal Uno, fue revelado el monto que la Universidad Nacional cálculo para la concesión de los espacios televisivos a un solo programador. Es un total de $98.200 millones, cifra que, con el valor de $107.000 millones, este miércoles fue superada por la propuesta del consorcio conformado NTC, CM&, RTI y HMTV, oferta que también había permanecido en secreto.

El proceso de licitación ha sido objeto de críticas desde que se anunció en mayo pasado y el evento de adjudicación no fue la excepción. (Lea tambíen:Jorge Barón TV se retira de licitación por el Canal Uno)

Desde la medianoche hasta las 7 a.m., según Ángela Mora, directora de la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV), estuvo reunido el consejo de ministros resolviendo recusaciones que llegaron en las últimas horas en contra del ministro TIC, David Luna, en el marco de la licitación.

En el evento definitivo del proceso salieron a la luz reclamos como la supuesta amistad del ministro Luna con Yamid Amat, director del noticiero CM&, parte en el consorcio conformado también por NTC (Noticias Uno), RTI y una sociedad creada en septiembre pasado, HMTV, cuya casa matriz es la multinacional Hemisphere.

Asimismo, Programar TV señaló de nuevo que en su caso hay un pleito pendiente. Se trata de las medidas cautelares que solicitó en un proceso que se remonta a 2014, cuando esa empresa demandó que la ANTV le había "quitado" injustamente, según Programar, el 25% que solía explotar en el Canal Uno.

Las recusaciones, por decisión de la Junta Nacional de Televisión, no procedieron. Acto seguido, algunos de los asistentes sentaron su posición de cara al proceso.

El periodista Daniel Coronell, de NTC, aseguró, entre otras cosas, que el consorcio al que pertenece esa productora ha cumplido con todas las normas durante el proceso y que la oposición a la licitación en parte ha provenido de simpatizantes del senador del Centro Democrático Álvaro Uribe. Recordó que Noticias Uno ha investigado asuntos como la "yidispolítica" y que, por tanto, es "entendible" que quieran sacar el noticiero de las pantallas.

De otro lado, los apoderados de Programar TV, los canales privados Caracol y RCN y Jorge Barón (que hoy tiene el 25% del canal pero no participó de la licitación, según él, por no haber conseguir el cupo de crédito requerido) llegaron a la audiencia para insistir en su desacuerdo que tiene con el proceso y críticas como la relacionada con que el precio base de la licitación sea secreto, que no se hayan resuelto pleitos pendientes, entre otros aspectos.

El clima de la audiencia entró en tensión por críticas al protocolo, como por ejemplo los siete minutos que se les dio a quienes intervieron, algo que, según varios asistentes, no estaba estipulado. Enseguida se empezaron a escuchar gritos y reclamos que exigían respetar los derechos constitucionales de los asistentes para intervenir.

A las 11:20 de la mañana aún no se había decidido si se acepta o no la única propuesta que se recibió en la licitación, por parte del consorcio CM&-NTC-RTI- HMTV.

Temas relacionados