¿El comercio colombiano puede estar tranquilo en la era Trump?