El comercio siente desaceleración económica

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, dice que las elevadas tasas de interés afectaron el consumo de los colombianos reduciendo considerablemente las cifras de ventas.

“Uno compara las cifras de lo que pasó en el 2010 y 2011 contra el 2012, y el impacto es grande. Las ventas en los primeros cinco meses crecieron 3.22%, cuando en el 2011 crecíamos al 14.77%, El sector automotor ha caído y esto ha generado una preocupación en el comercio con algunos productos que se salvan”, aseguró Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, quien explicó los efectos de la caída en la economía colombiana.

En el año lo que se salva un poco por la parte de comercio son las ventas de computadores con un 15%, los artículos de cuero con 10.9% por los cambios de moda, al uso de botas por parte de la mujeres y, además, por los artículos de uso casero, como los electrodomésticos, en algunos segmentos como las lavadoras y los televisores.“Preocupa alimentos y bebidas, pues se cayó 1.54%.

Hay que tener en cuenta que el Dane solo mide grandes superficies, note tiendas de barrio ni plazas de mercado. Esto es un campanazo de alerta y así está el panorama del comercio”, detalló Botero, quien contrastó estas cifras a la baja con el crecimiento en la generación de empleo de su sector del 6.48% en mayo.

Frente a la solicitud que le hizo el presidente Juan Manuel Santos y el industrial Luis Carlos Villegas a la junta del Banco de la República de bajar las tasas de interés, hizo el siguiente análisis: “Cuando el Banco de la República tenía las tasa en 3%, la tasa de interés para el crédito de consumo era del 21%. Con las tasas a 5.25% la tasa de consumo es de casi 32%. Obviamente eso tiene impacto sobre el bolsillo de los consumidores y hace que sean más cautos, ese es el gran cuello de botella”. Botero manifestó que la cifras que no dejan de acelerar son las de las motocicletas porque siguen una dinámica importante. “Ya no se monta a caballo sino en moto. Ya no hay pesebreras sino parqueaderos”, apunto.