El crédito de US$1.500 millones para la paz

El presidente de la CAF, Enrique García, anunció que la entidad que dirige contempla aprobar US$1.500 millones para Colombia por los próximos dos años. Lo que se busca es financiar proyectos que generen las condiciones y oportunidades para el fortalecimiento de la paz.

No está claro cuánto costará el proceso de reinserción./ AFP
No está claro cuánto costará el proceso de reinserción./ AFP

Después de la buena nueva en la que el Gobierno y las Farc anunciaran el fin del conflicto, el presidente de la CAF, Enrique García, hizo público que esa institución financiera latinoamericana contempla aprobar US$ 1.500 millones a favor del país, en el período 2016 - 2018, destinados a financiar proyectos que generen las condiciones y oportunidades para el fortalecimiento de la paz y contribuyan a reducir las disparidades. “El país podrá afrontar con mayor ímpetu los principales retos del desarrollo: desde la transformación productiva, la reducción de las desigualdades y de la pobreza, hasta el cierre de brechas entre las zonas rurales y las urbanas, la modernización de sus infraestructuras y el fortalecimiento institucional”, declaró García, después de recordar que “los acuerdos representan una oportunidad inigualable para Colombia y para el fortalecimiento de la paz y el progreso en toda la región”.

La realidad es que la consecución de recursos es una tarea complicada. Rafael Pardo, ministro del Posconflicto, declaró a El Espectador el pasado 25 de marzo que Estados Unidos subió la cifra del programa Paz Colombia, como se llama ahora, a US$450 millones por año en el próximo lustro, y que “el Banco Interamericano de Desarrollo tiene un fondo que se llama Colombia Sostenible, que liga los temas de paz con los de sostenibilidad ambiental, donde se ha anunciado un aporte de US$100 millones”, y que otros países le dijeron al presidente Juan Manuel Santos, en la Cumbre de COP 21, que podrían “sumar otros US$100 millones”, pero las cuentas aún están lejos de los US$3.000 millones que se planteó el Gobierno conseguir de la cooperación internacional para la financiación de proyectos tras la firma de la paz con las Farc en La Habana.

Por eso, y aunque parece que con los recursos que ofrece CAF se van alcanzado las metas, surgen muchas preguntas: ¿Cuánto puede costar la desmovilización de todos los miembros, unos 7.000 a 8.000 guerrilleros, que se cree están regados por todo el país? ¿Cuánto le costará al país la seguridad que el Estado le debe brindar a los miembros de las Farc encargados de la verificación? ¿Cuánto el desminado? ¿Cuánto se necesita para cumplir con el compromiso de capacitación, educación a los excombatientes y cedulación dentro del esquema del tránsito a la legalidad? Aunque nadie tiene una certeza de las cifras y nadie se atreve a lanzarlas, la realidad es que están apareciendo los millonarios recursos para llevar a buen puerto el proceso.

 

últimas noticias