El dólar comienza la semana con fuerte caída: cerró en $2.941

La divisa perdió este martes $78 por el discurso de este lunes de la presidenta de la Reserva Federal y por el repunte del petróleo. Analistas ven un buen momento para comprar dólares.

La fortaleza en el petróleo también ha contribuido a la reciente tendencia bajista en el dólar. /Bloomberg.

Después de casi un mes de sesiones al alza, el precio del dólar perdió todo lo ganado y volvió a caer de los $3.000: este martes la divisa perdió $78 y cerró en $2.941. La agresiva caída que experimentó la tasa de cambio se debió por la combinación de la incertidumbre sobre la economía estadounidense, y por las amenazas de ataques en las zonas petroleras de Nigeria que indicaría una menor producción de crudo.

El mal dato de empleo de Estados Unidos que salió el viernes pasado incrementó el pesimismo dentro del mercado de que la Reserva Federal incrementaría su tasa de interés en este verano. Además el discurso de este lunes de la presidenta del Emisor, Janet Yellen, dejó una sensación de cautela sobre la economía estadounidense. Una situación que debilitó el dólar a nivel mundial, y en Colombia se reflejó en una caída de la tasa de cambio como la registrada en este martes.

Por otro lado, en las últimas semanas han sido atacadas varias instalaciones petroleras del delta del Níger. La mayoría de los ataques fueron reivindicados por los Vengadores del Delta del Níger (NDA), un grupo separatista que dice luchar para una mejor repartición de los beneficios del oro negro en Nigeria. También hay amenazas de más atentados por parte de la llamada Fuerza Conjunta de Liberación del Delta del Níger (JNDLF). Según los analistas de PVM, la producción de petróleo del país africano se habría reducido en 170.000 barriles al día tras los ataques contra oleoductos del pasado fin de semana.

Los problemas de orden público en Nigeria advierten sobre una reducción de la producción mundial de crudo, lo cual ha ayudado a que el precio del petróleo Brent se afiance en los US$50. La fortaleza del precio del hidrocarburo también contribuyó a la presión bajista de los últimos días sobre la tasa de cambio colombiana.

Pese a las caídas que el dólar ha venido registrando en las últimas dos sesiones, el analista de Casa de Bolsa, Juan David Ballén, explica que “las expectativas en torno al dólar siguen apostándole a que subirá. La caída de este martes es solo la reacción tras el reporte de empleo de Estados y del discurso de Janet Yellen. La reunión de la Reserva Federal de la próxima semana será fundamental para saber si habrá un incremento de tasas en julio, y a partir de lo que digan se sabrá si el dólar se quedara en estos niveles o repuntará. Y aunque es posible que la tasa de cambio caiga un poco más, creemos que se recuperará a niveles por encima de los $3.000. Lo que indica que este sería un buen momento para comprar dólares”.

Temas relacionados